Los trámites de los nuevos abogados defensores

Abogado Raúl Barraza. Marinos defendidos:

El 10-10-74: O. Carvajal, Cifuentes, Dotte, C. Espinoza, J. Espinoza,Flores, Fuentes, Lagos A., Rojo, Velásquez (10 marinos).

El 23-1074: Castillo, Estay, Rojas T., Ruiz.

El 25-10-74:  Ayala, Benavente Blaset, Cárdenas Claros, S. Fuentes, Gómez, Ibarra, P. Lagos, Ortega, Roldán, A. Salazar, J. Salazar, Segovia, Valderrama, Vergara,  Zúñiga, (17 marinos).

El 14-11-74: B. Carvajal y Maldonado.

El 6-12-74: Luna.

Abogado Raúl Guarda. Marino defendido:

Barroilhet

Abogado Juan Matus, (sobre su nombre se lee “PS”). Marino defendido:

Mario Mendoza

Abogados José mackluf y Gerard Joffre, (sobre su nombre se lee “DC”) Marinos defendidos:

Gastón Gómez y Alejandro Benavente

Abogado Hernán Jiménez. Marinos defendidos:

Aravena, Arestey, Balladares, Matus y Reiman.

Abogada Elena Calderón. Marinos defendidos:

Miguel estay y René Rojas.

Abogado Luciano Salgado. Marinos defendidos:

Domínguez, García, C. González, R. González, H. Lagos y Montecinos, Rubén Sanhueza y Lagos G.

Abogados Rolando Contreras y Elio Sanfeliú. Defendidos:

Hugo Maldonado  y Hernán Pacheco

Abogado Isidro Vásquez Mazuelo. Marinos defendidos:

Mario Patricio Cordero y Víctor López

Abogado Eugenio Neira. Marinos defendidos:

En noviembre de 1974: Ayala, Benavente, Blaset, B. Carvajal, Castillo, Claros, Dotte, Espinoza, Flores, R. Fuentes, S. Fuentes, Gómez, Ibarra, S. Rojas, Rojo, Roldán, A. Salazar, J. Salazar, Valderrama, Velásquez, G. Vergara.

La principal acción de estos abogados consiste en pedir, reiteradamente, el acceso al expediente y la libertad condicional de los detenidos. Invariablemente la respuesta será “No”.

Pedidos de acceso al expediente

El 30 de octubre de 1973, Raúl Barraza señala que los detenidos llevan cerca de 85 días, con exceso de los 40 que alude el art. 30 del Código de justicia militar. Solicita la vista para instar por su terminación. “No ha lugar”, responde el secretario Benavides.

El de diciembre de 1973, Raúl Barraza vuelve a solicitar el conocimiento del sumario: “Mis procesados llevan detenidos cerca de 4 meses y el sumario se ha prolongado con exceso del plazo de 40 días”. “No ha lugar” El día antes Villegas había solicitado al juez naval una prórroga de 30 días.

El 2 de enero de 1974, Gerard Joffre, abogado de Gastón Gómez, solicita conocimiento del sumario. “No ha lugar”.

El 18 de abril Raúl Barraza pide tener visita al sumario.

El 16 de julio de 1974 pide lo mismo y la excarcelación, pero Villegas vuelve a solicitar una prórroga de 80 días.

Pedidos de libertad condicional

El primer pedido de libertad condicional es el de Henry Gómez, el 19 de septiembre de 1973, seguido del de Matus y Mendoza el 10 de octubre.

El 15 de noviembre hay un nuevo pedido Patricio Cordero. “No ha lugar por ahora”.

el 17 de diciembre Rolando Contreras solicita la libertad condicional de Hugo Maldonado. “No ha lugar”, pero se le concede la apelación “elévese a la Iltma. Corte Marcial para la marina de guerra”.

El 26 de febrero de 1974, Eugenio Neira pide la libertad de Carlos Vásquez y Herman Jiménez, así como la de Arestey, Balladares, Matus,Reiman y Rojas. “No ha lugar”.

Pese a eso Barraza consigue pequeñas mejoras. solicita y obtiene el traslado de Castillo y Ruiz, de la cárcel de Concepción a la de Valaparaíso. Lo mismo logra Isidro Vásquez para sus defendidos Mario Patricio Cordero y Víctor López. Bernardo Carvajal y José Maldonado piden y obtienen el traslado. Los marinos oriundos de Concepción toman un abogado que consigue impedir su traslado a Valparaíso.

En Octubre de 1974, Barraza consigue la libertad de René Rojas Trincado bajo fianza de 5.000 escudos y con la obligación de ir a firmar regularmente. En realidad, este marino no formaba parte de ningún grupo y nunca había asistido a ninguna reunión, pero en la tortura había “confesado” su asistencia a una. Cuando ya llevaba 13 meses de detención, el fiscal pide contra él la pena de dos años. Se trata del primer detenido que recupera la libertad condicional, pero sólo será sobreseído en julio de 1980, por ley de Amnistía. Al año siguiente, hacia octubre de 1975 se concede la libertqad provisional de Mario Mendoza.