Jaque Mate

 

Cuadro pintado en Tela. 80X60 cm. Colores Acrílico, año 2014
“Jaque Mate”, en Homenaje al camarada de armas Antonio Ruiz Uribe (Q.E.P.D.) , al preso político Isidoro Carrillo (Q.E.P.D.) y a sus camaradas ejecutados en Concepción Autor, Mario Cordero Cedraschi

Historia, Memoria y Arte

Testimonio

Cuando la marinería constitucionalista fué detenida en la base naval de
Talcahuano y es trasladada a inicios del mes de septiembre a la Cárcel de Concepción ( Chacabuco 70 ) nos encontrabamos en lo que se podría llamar , una situación de golpe de Estado inminente cuyas consecuencias eran dificíles de preveer, los obreros y universitarios en las calles solidarizaban con nosotros y las esperanzas eran de que el golpe no ocurriera.

A mí me tocó habitar la primera celda junto a otros 6 ó 7 cros.
que estaba a mano derecha del pasillo de la entrada.
Proseguían dos o tres celdas,  al fondo las duchas y WC y al otro extremo del pasillo la celda de los castigados sin entrada de luz.

Al entrar a esa celda por primera vez, me encontré en un rincón un palo de escobillón.
Para mí el ajedrez era un juego desconocido, pero al ver a Antonio Ruiz
que dominaba ese juego, me llamó la atención las figuras por lo que se me ocurrió  tallar a punta de cuchillo y formón un juego de ajedrez, estas
herramientas no me acuerdo donde las obtuve. Tallando este ajedrez
combatí la angustia dentro del hacinamiento en que vivíamos.  Antonio que habitaba también esta celda con el tiempo me enseñó a mover las piesas de este juego, pero debo confesar que no me desarrollé en este arte como otros maestros que a futuro en otros patios carcelarios daban catedra en jaquemate y quemaban las horas interminables del encierro. Carlos Alvarado era el de las jugadas magistrales, miraba el paisaje mientras el contrincante se desmembraba la cabeza en el contraataque. Tampoco puedo recordar al círculo de hierro que se enfrentaría en sendos combates de ajedrez mas tarde en el patio de la cárcel de Valpo., duelos interminables….yo andaba en otra,
mis capacidades no daban para vencer a estos gladiadores de este arte. Recuerdo entre ellos también a José Maldonado, pero no quiero aventurar quienes poseian el mayor dominio. Retrocedo nuevamente para ubicarme en los pasillos de lo que fué y lo que ocurrió en la cárcel de Concepción concentrándome mas bien en algunos hechos particulares.

Ocurre el Golpe de Estado y “Chocolate”, el mosito que nos trajo el café tardío, nos dice que “permanescamos juntitos para morir como hermanitos”.
Desde la reja de entrada observamos que la policía uniformada se había
tomado la cárcel, nuestro destino no estaba claro. Horas más tarde fuimos visitados por una delegación de alto rango de prisiones, la cual en el patio pequeño nos informó que el Gbno. había sido derrocado y que teníamos que someternos a los acontecimientos advirtiéndonos que todo con olor a marxismo estaba siendo reprimido. Posteriormente fuimos encerrados sin derecho a patio y vinieron los bandos y la música clasica en las transmisiones. El miedo se apoderó de nuestros cuerpo y  almas. Recuerdo las noches en que llegaba el oficial de gendarmería, al escuchar la apertura de las rejas estábamos preparados, siempre había uno de guardia, uno despierto…. se acuerdan?…el horror de las golpizas nocturnas a los castigados en el pasillo? de las duchas con agua fria que cortaba el cráneo, de los cortados en las celdas de castigo a los cuales les aplicaban sal con ají en las heridas para combatir la angustia….tortura sicológica.
Fuimos los que recibieron a los primeros prisioneros politicos al inicio
de la dictadura. No recuerdo el día, la semana, el mes cuando nos trasladan a la parte posterior de la Cárcel para incomunicar a los primeros condenados a muerte. Si mi recuerdo no me traiciona eran los Miembros del PC de la región de Lota (Isidoro Carrillo, Bernabé Cabrera, Danilo Gonzalez, Vladimir Araneda)

adjunto info encontrada en internet.

Con el golpe, el personal de gendarmería fué cambiado. El Oficial, este
grandote, de los ojos saltones fué el que nos comentó la muerte de los
cuatro: “en el fusilamiento”…”se fueron tranquilos”…

No recuerdo si después de este acontecimiento nos retornaron a las celdas o seguimos habitando la parte posterior. Lo que sí recuerdo es que estuve en la celda que habitaba después de que los mataron y encontré en el centro de ella una cajetilla de cigarrillos marca Lucky Strike y las colillas apagadas en el piso, al parecer el último deseo.

ARTE

en honor a esta historia, a los muertos…nace este cuadro.

Pintado en tela,

colores acrilicos,

dimensiones: 80×60 cm.

Nombre de la obra: “Jaque Mate”

Autor : Mario Cordero Cedraschi