FUENTES PARA LA HISTORIA DE LA REPÚBLICA VOLUMEN XLVIII TESTIMONIOS DE MILITARES ANTIGOLPISTAS

Presentación y entrevistas

Jorge Magasich Airola

Jorge Magasich Airola es doctor en historia por la Universidad Libre  de Bruselas y profesor en el Istitut des Hautes Etudes des Communications Sociales de Bruselas. Es autor de América Mágica, mitos y creencias en tiempos del descubrimiento del nuevo mundo (2001), Los que dijeron “No”. Historia del movimiento de los marinos antigolpistas de 1973 (2008); Allende, la UP y el golpe (2013); Datos históricos sobre la Democracia Cristiana (2018). Y de las actas de coloquios: Chili pays laboratoire (2008) y Fuerzas Armadas, legalismo y democracia en América Latina (2010).

La colección Fuentes para la historia de la República es un repertorio documental creado en la noción de que la concepción actual de la historia requiere de nuevos tipos de fuentes que cubran todos los aspectos del pasado, no solamente los documentos oficiales y gubernativos, los papeles de estadistas y próceres sino, también, los testimonios de la vida privada, las costumbres, el arte, el pensamiento, las mentalidades y tantos otros temas que conforman la vida entera. La Historia entera.

     A través de esta colección, la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos constribuye a acrecentar y difundir el patrimonio cultural de la nación, cumpliendo así con la obligación moral contraída con la cultura del país.

En 2004, 6070 exmilitares y carabineros solicitaron que se reconociera su despido por motivos políticos; 1319 lo obtuvieron, lo que representa un 7,52% y un 1,64% del total. Estas cifras muestran que hubo un número significativo de uniformados en desacuerdo con el golpe de Estado y con las atrocidades perpetradas por sus instituciones.

    Esta visión es presentada en las 55 entrevistas que incluye este volumen. Fueron efectuadas en el marco de una investigación sobre el movimiento de la marinería opuesto al golpe de Estado de 1973, publicada como Los que dijeron “No”. Historia del movimiento de los marinos antigolpistas de 1973 (2008). Restituye la historia de los militares antigolpistas, particularmente de marinos, así como la de militantes, abogados y oficiales relacionados con ellos, dos de estos últimos favorables al golpe.

    Estos testimonios, además de reconstituir el movimiento antigolpista, describen la vida en la Marina a principios de la década de 1970, abordando aspectos como la disciplina, castigos, promociones, la memoria de los conflictos sociales anteriores, la repartición de opiniones políticas e interesantes reflexiones sobre la democratización de la institución, entre otras.

https://www.centrobarrosarana.gob.cl/sitio/Contenido/Publicaciones/94060:Testimonios-de-militares-antigolpistas

Testimonios de militares opuestos al golpe de Estado de 1973, de sus contactos y de sus abogados

Introducción

Este volumen pone a disposición de los estudiosos 55 entrevistas efectuadas en el marco de una investigación sobre el movimiento de la marinería opuesto al golpe de Estado de 1973, y dos anexos relacionados con la temática, que alimentaron, entre otras fuentes, la tesis doctoral “ Ceux qui on dit ‘Non’ Histoire du mouvement des marins chiliens opposés au coup d’État de 1973” defendida en la Université Libre de Bruxelles, en 2007 (consultable en línea), y publicada en Chile como “ Los que dijeron ‘No’. Historia del movimiento de los marinos antigolpistas de 1973”, LOM, 2008.

Los años 1972 y 1973, en gran parte de los buques, escuelas y bases de la Armada de Chile, muchos marinos perciben signos inquietantes que indican un golpe de Estado en gestación. Resuelven organizarse, primero para transmitir estas informaciones a las autoridades de Gobierno, y luego, sabiendo que se verán obligados a participar en él, reflexionan sobre cómo enfrentarlo. Paradójicamente, la defensa de la legalidad republicana amenazada es considerada “subversiva” por los mandos navales. Lo que impone el secreto. Por este motivo la vida de estos grupos casi no deja trazas escritas, a parte de las informaciones que figuran en los procesos abiertos por la Fiscalía Naval, una fuente necesaria pero dudosa ya que contiene numerosas “confesiones” arrancadas bajo tortura. Es por eso que el trabajo de restitución de este proceso histórico requiere, sin duda más que otros, indagar en la memoria de sus protagonistas.

La recopilación de testimonios se inicia casi tres décadas después del golpe de Estado, en un momento particularmente interesante para la Historia. Bajo dictadura tal gestión resultaba impensable ya que podía exponerlos. Incluso a principios de la “Transición” iniciada en 1990, buena parte de los militares opositores al golpe opta aún por un prudente silencio sabiendo que el Ejército sigue bajo las órdenes del ex dictador. Pero su arresto en Londres en 1998-2000, durante 502 días, modifica profundamente la situación. La desacralización del símbolo de la dictadura contribuye a desvanecer silencios temerosos para abrir un interesante encuentro entre un país y su Historia. Prácticamente todos los chilenos reflexionan sobre su historia reciente, aunque sea un instante. A partir de entonces la mayoría de los militares antigolpistas osan, incluso desean, testimoniar ante una sociedad interesada en escucharlos.

El período 2000-2005 fue sin duda un momento privilegiado para reconstituir esta historia. La mayor parte de sus actores se siente liberadas (o casi) de los temores de antaño y dispuesta a liberar sus verdades largo tiempo silenciadas.

Entre 2000 y 2005, 55 entrevistados (salvo uno entrevistado en 1986) aceptaron dar a conocer sus valiosos recuerdos, conocimientos y vivencias: 27 marinos; 4 marinos de “filiación azul”, operarios de los astilleros navales; 3 oficiales de la Armada y un general de la Aviación; 3 abogados de los marinos y un fiscal naval encargado de la acusación de “sedición y motín”; 14 militantes relacionados con los militares antigolpistas y un embajador. Se publica además, como anexo, una conferencia inédita dada por el cabo Manuel Astica en 1982, uno de los dirigentes de la sublevación en la escuadra en septiembre 1931 y una entrevista a un marino portugués que participó en la revuelta de 1936 (en portugués).

Los 31 marinos entrevistados ostentaban en 1973 el grado militar de marinero o cabo y uno de ellos sargento, lo que significa que en este volumen toman la palabra sobre todo hombres de la tropa. Todos  fueron defensores del Gobierno de Salvador Allende y opositores al golpe de 1973. Sin embargo nos pareció pertinente incorporar la “otra” visión especialmente cuando se trata de personas directamente relacionadas con el caso. Agradecemos las entrevistas que nos acordaron el capitán de navío Hernán Julio y el fiscal capitán de corbeta (J) Víctor Villegas.

Después de la publicación de Los que dijeron ‘No’ en 2008, pudimos entrevistar al teniente de la Infantería de Marina Horacio Larraín, mencionado en el libro, quien fue excluido de la Armada a causa de sus posturas legalistas por orden expresa de la Junta de Gobierno, firmada por Augusto Pinochet. Y descubrimos otro grupo de marinos antigolpistas que se organiza después del golpe, impresionados por las atrocidades de las que fueron testigos. Su vida es narrada en la entrevista al marinero (FAZ) Aurelio González. Estos dos testimonios no han sido utilizados por ningún investigador hasta la fecha.

Estas entrevistas permiten descubrir la gestación del movimiento de los marinos antigolpistas. Pero contienen también ricas informaciones sobre la vida en la Armada a principios de los años 1970, más allá de las versiones oficiales. Abordan varios aspectos de la vida de los marinos, como la disciplina, los castigos, las promociones, las posibilidades de proseguir estudios, los regímenes alimenticios diferenciados, y los conflictos sociales latentes. Y aspectos más íntimos como las lecturas, la visión sobre la repartición de opiniones políticas en la Armada, la memoria de los conflictos sociales anteriores y, por último, interesantes reflexiones sobre la democratización de la Marina.

Las entrevistas duran entre una y cuatro horas; dos en promedio. Casi todas se efectuaron frente a frente, salvo la de Luis Ayala que se hizo en presencia de Teodosio Cifuentes y durante la segunda parte de la entrevista a Antonio Ruiz, estuvo presente el marino René Rojas. Se aprovechó la ocasión para entrevistar a ambos.

Es pertinente recordar que una entrevista refleja la visión que el entrevistado proyecta sobre el pasado, visión que ha atravesado procesos mentales selectivos en los que intervienen olvidos, confusiones, deformaciones, y otras huellas del paso del tiempo. Los entrevistados suelen tener la tendencia –comprensible– a ampliar su rol en los procesos estudiados; a veces confunden, de buena fe, sus recuerdos directos con situaciones que les fueron relatadas por otros; y manifiestan la tendencia, también de buena fe, a destacar los elementos que confortan su visión actual de las cosas. El trabajo de restitución de los hechos históricos implica someter las entrevistas a una rigurosa crítica histórica, comparándolas entre sí y con otras fuentes.

La estructura de la mayor parte de estas entrevistas corresponde a una pauta. Después de la identificación del entrevistado, se le pide un resumen de su historia en la Marina. Luego se aborda la vida en la Marina, su memoria de las revueltas anteriores, las expectativas que tenía del Gobierno de Allende, los signos de conspiración que pudo percibir, su adhesión al grupo antigolpista, el funcionamiento de éste, los planes de acción, los contactos con dirigentes políticos, el arresto, las torturas, el proceso, eventualmente el exilio, y finalmente un balance retrospectivo. Durante la entrevista consultamos a menudo una agenda de 1973 para ayudar a situar los acontecimientos en el tiempo.

Cada entrevistado es presentado en un párrafo inicial indicando su trayectoria y su posición en la Marina o en la política chilena en 1973. Lo mantuvimos como fue redactado en el momento de la transcripción de las entrevistas, entre 2005 y 2007. Hasta donde sabemos, cuatro de los marinos ya no están entre nosotros: Patricio Barriohlet, Teodosio Cifuentes, Henry Gómez y Antonio Ruiz. Igual que cuatro abogados que los defendieron: Emilio Contardo, Graciela Kischinevzky, Olga Morris y Marcos Portnoy. Y uno de los militantes: Mario Caballero. Particularmente en estos casos sus testimonios son parte de su legado a las nuevas generaciones.

Joge Magasich Airola, septiembre 2018

Fotografías de la portada, de izquierda a derecha:

Arriba: Ernesto Zúñiga, Guillermo Castillo, Jaime Balladares, Guillermo Castillo y Patricio Cordero.

Abajo: José Lagos, Jaime Salazar, Jaime Espinoza, Alberto Salazar y José Orlando Díaz. 

La foto rasgada grande es de un marino desconocido que participa en la revista de 1969. 

Estas fotografías fueron tomadas del sitio web www.marineros-constitucionalistas-chile.com

Alberto Salazar y Ernesto Zúñiga, de acuerdo con el Informe Rettig, murieron en 1978 y 1982, víctimas de la violencia política.

Exposición digital “Bitácora de Injusticias”, sobre el Marinero Teodosio Cifuentes Rebolledo Q.E.P.D.

Artista Visual Daniela Contreras.

Exposición inaugurada el 10 de diciembre a las 16:00 hrs en el parque cultural de Valparaíso ( Ex Cárcel Publica ) para la inauguración de la exposición “Bitácora de Injusticias”.

Testimonio

1

 Luego de dos o tres semanas salimos rumbo al sur, era mi primera navegación en una unidad de guerra. Era emocionante ver las esposas e hijos de los marinos como los despedían con pañuelos blancos… Zarpamos rumbo a alta mar y luego tomamos rumbo al ciento ochenta. Es muy hermoso mirar mar a dentro la bahía de Valparaíso, por un rato me olvidé de reglas, de la disciplina. Los nuevos marineros, algunos, se convertían en camaroteros de los señores oficiales, consistía en hacerles la cama, limpiarles su camarote y llevarle la ropa sucia para el lavado, era indudable que gozaban de algunos privilegios, por el hecho de ser camarotero tenían menos control de los oficiales de guardia o la deferencia de los cabos y suboficiales, yo lo encontraba el colmo, ellos tenían comida especial y nosotros espaguetis pegados como engrudo sin gusto a nada.

2

Me encontraba haciendo la práctica de mecánico a bordo del crucero O ́Higgins cuando fueron las elecciones del 4 de septiembre de mil novecientos setenta. Nos tocó cubrir el liceo de niñas numero 3 de Valparaíso. Una vez terminado los escrutinios llegamos a nuestra unidad, en el comedor había un televisor, los primeros cómputos eran favorables al candidato Alessandri, los señores oficiales se paseaban sonrientes escuchando los escrutinios, era eminente su adhesión al candidato derechista. Cuando los cómputos empiezan a ser favorables para el candidato Allende, no se hicieron esperar los viva Allende, eso trajo consigo el malestar de la oficialidad y un profundo malestar por lo que hicieron apagar los televisores. Sólo por el silbido ensordecedor de la marinería y el zapateo tuvieron que encender los televisores, un aire de triunfo enardecía las unidades de la escuadra nacional, Allende había prometido aumento de salarios en su programa para las fuerzas armadas. Había fiesta en las calles hasta altas horas de la madrugada, mientras los conspiradores comenzaban a hilvanar una nueva estrategia, las encuestas habían fracasado Las calles estaban llenas de risas con esperanzas de que por fin llegaba al gobierno un mandatario que tenía un programa que nacionalizaría lo que le pertenecía a los chilenos, el único recurso natural lo embarcaban rumbo al imperio y Chile se moría de hambre.

3

 En la escuela habían unos quinientos alumnos, cada día la comida era más mala y el trato era peor. Empezaba a circular una revista de ultra derecha que se llamaba “Tizona”, eran llamamientos a la sublevación contra el gobierno. Nos empezaron a entrenar para anti disturbios, nos llevaban al fuerte Vergara para disparar las metralletas, nos metían en unos container y tiraban bombas lacrimógenas para que nos acostumbráramos a estos gases, la guerra comenzaba. La preparación, el adoctrinamiento y adiestramiento pasaban a ser más importantes para los estudios, mientras en los baños aparecieron rayados “tenemos hambre” La politización del alto mando de la armada seguía haciendo de las suyas, esa revista cada vez era más conspirativa. La armada preparaba oficiales para comandos de sabotajes en algunas partes significativas como torres de alta tensión, el gasoducto en Curicó. Volaban algunos puentes y hacían pensar que eran los extremistas del MIR. El año setenta y dos ,para las elecciones de la C.U.T, mi esposa Rosalía me preguntó si podía ir como candidata para que tuviera más votos la lista. Le manifesté que por ningún motivo fuera candidata porque en caso de golpe de estado yo sería uno de los que apresarían para eliminar la famosa quinta columna. Más aún, le dije que quería que nos pusiéramos al abrigo emigrando para Venezuela… para allá se habían ido muchos marinos, pero luego pensaba que si yo no hacía nada malo por qué me iba a ir de mi país. En Talcahuano conversaba con un compañero, me contaba el ambiente tenso que había, se olía mal, olía a conspiración, las reuniones divisionales en cada unidad eran para decir que el gobierno se había salido de la constitución, que era necesario derrocarlo …pensaba que tenía que juntar dinero para renunciar a la Armada y poner al abrigo a mi familia. Las cosas ya estaban definidas, el golpe de estado era inevitable. A esa altura nos enseñaban la toma de localidades, verdaderos simulacros de un golpe

4

Tenía 27 años y no tenía ninguna militancia porque no se podía … Con mis compañeros comentábamos los que decían en las reuniones divisionales, el golpe de estado ya era a viva vos, tenían los preparativos para que el personal no se opusieran y ya tenían identificados a aquellos que no deseaban un golpe de estado. Siempre pensaba que yo no había hecho nada a parte de los comentarios que todos se hacían en relación al golpe de estado y las consecuencias que traería a un pueblo indefenso. Estaba enceguecido producto de nuestra formación en la escuela de grumetes. Creía en los valores patrios, tomaba en serio mi juramento de servir a la patria, ya sea en mar o en tierra o en cualquier lugar, no me daba cuenta que estaba en una institución intrínsecamente perversa donde ellos no estaban al servicio de la patria, sino al servicios de los grandes señoríos. Mientras tanto, seguían los anuncios son por la radio, decían que en Talcahuano se detectaba un grupo de extremistas sediciosos en unidades de la escuadra, como en asmar. No quise contarle a mi esposa que estaba en peligro de vida, estaba desesperado por saber más información. El ruido de sables estaba por todos lados eran como campanas que estaban muy cerca de las personas, se sentían los gritos a voces de la traición a la patria y el perfume a muertos, eran olores nauseabundos que impregnaban a todos los que estaban cerca de la muerte. el viento del norte soplaba anunciando la intervención para dominar a los pobres que deseaban un cambio total. Ese día presentí que me detendrían, como a las dos de la tarde vino el teniente Albornos, jefe de ingeniería de la nueva dotación, a preguntar por el cabo Cifuentes, se sorprendió, lo había conocido en la escuela de ingeniería naval de las salinas, no podía creer que yo fuera un hombre de peligro, que fuera un terrorista o traidor a la patria como decían ellos. Unos cinco minutos más tarde vinieron a buscarme, era el mismo oficial con un cabo infante de marina. Me llevaron a la segunda comandancia, me pusieron manos a la pared, me quitaron mi carnet de identidad y me sacaron mis galones. El infante hizo que abriera más las piernas y me golpeó con un golpe de puño en el hígado y caí al suelo desmayado, sólo recuerdo después cuando fui levantado y llevado a una camioneta con las manos en la nuca y el oficial me apuntaba con un arma. Fui llevado a el cuartel de seguridad Silva Palma, allí fui trasladado a un subterráneo donde no habían luces, eran calabozos, después de un día fui llevado al fuerte Miller donde tuve apremios físicos que no quiero relatar.

5

“Pocos días después fui conducido a la academia naval, cuarto piso, donde me vendaron nuevamente para interrogarme, estuve ocho horas declarando.Venían para darme punta de pie y golpes de puño, echando garabatos y haciéndome sentir miedo, me dejaban en el suelo, luego venía un oficial que me preguntaba por mi familia “Ah, tu esposa está embarazada, vas a ser papá, no sé si llegarás a conocer a tu hijo o hija, siéntate en el sillón porque estás en el suelo. Ese día el interrogatorio fue interminable, cuesta decir y revivir el pasado, ahora no tengo ningún resentimiento, ellos hacían lo que sus superiores les decían… los enemigos estabas en todos lados.” Uno conoció el monstruo por dentro, como dijo José Martí. Estuve quince días desaparecido y mi esposa me buscaba por mar y tierra para saber de mí. En la escuela de submarinos le decían “Usted sabe señora como son los marinos, debe estar en el puerto o en algún lugar.” En Silva Palma estaban otro conocidos de la marina, Todos ellos torturados para sacarles información, supe que habían tenido que dar siete nombres y yo fui uno de ellos. Me nombraron como alguien que conocía que se planeaba un golpe de estado. El día 25 de agosto de 1973, los detenidos, le enviamos una carta a su excelencia el presidente de la república Doctor señor Salvador Allende, diciéndole que nosotros no éramos sediciosos, que éramos defensores de la constitución , la ley y, por ende, del presidente de la república, elegido democráticamente. Le confirmábamos la certeza de que el golpe de estado era inminente y que la propaganda en contra del gobierno se había acelerado y nosotros habíamos sido violentamente torturado por denunciar tales hechos. El 1 septiembre de 1973, fuimos sacados de Silva Palma y llevados a la cárcel Pública de Valparaíso. Ya en la cárcel, nuestros sicarios, nos mandaron a una parte inmunda, insalubre, donde no tienes nombre mientras ellos se preparaban para matar y dar órdenes a una tropa con la obediencia ciega, la mayoría adiestrados, entrenados y adoctrinados en las escuela de las Américas. Esos primeros días tuvimos que empezar acostumbrarnos a cohabitar en un recinto donde habían presos por drogas, asesinos, ladrones y nosotros teníamos que hacernos respetar por bandas internas.

6

Nuestros compañeros que aún estaban en Silva Palma vieron que la escuadra salía de la bahía con rumbo desconocido para nosotros, pero al mismo tiempo ya estaba previsto que cuando se produjeran tales eventos el golpe de estado era cosas de horas. El día 11 de Septiembre de 1973, Yo estaba de ranchero, estaba preparando el desayuno y traté de sintonizar la radio porteña y sólo escuché música, esa mañana había sólo música clásica y la voz de las radios era el santo y seña, los helicópteros sobrevolaban el puerto y particularmente se sentían en los alrededores del cerro cárcel. Les avisé a mis compañeros que había golpe de estado, se levantaron todos de inmediato, se dieron cuenta que la muerte impregnaba nuestros pensamientos, era el anuncio de las noches más oscuras de nuestras vidas y también para millones de personas. Esa mañana estaban las primeras luces del amanecer, aún no era la alborada, mi pensamiento fue de inmediato Rosalía, mi hijo Roberto Carlos. Pensaba en las torturas sufridas en el fuerte de infante de la marina, los golpes de corriente en mis genitales, los golpes con brutalidad de puños y pies me hacían pensar en lo peor. Pensaba en cuando era niño que correteaba con mi caballo, cundo le ponía los talones él caminaba atravesado haciendo un movimiento como si marchara, le soltaba un poco la rienda y galopaba cortito, muy suave. Pensaba en mi madre que me había visto salir tan joven, un niño de mi casa, mi padre, que me había hecho un hombre endurecido en el trabajo del campo. Mientras, en la cárcel de Valparaíso, empiezan a llegar cientos de prisioneros políticos, todos ellos torturados en su mayoría en la academia de guerra naval, en el lebu y otras unidades que sirvieron de centros de reclusión, nuestros compañeros de armas se transformaban en fieras. El gobierno, antes las presiones de la Armada, ordena aplicar la ley de seguridad del estado, de esa manera, a los que estábamos en la cárcel, nos acusaron de lo más aberrante. Bajo torturas nos hicieron firmar declaraciones que nunca existieron, dejando a merced de los genocidas y fundamentalistas acciones de tipo criminal.

7

De la cárcel pública de Valparaíso nos llevaron al campo de concentración que estaba en Puchuncaví, al que llamaron Isla Melinka. Allí me tocó realizar trabajos forzados y hacer nuestra propia jaula FOTOS CLAUDIA BEBÉ En 1974 cada noche me hacía “caldo de cabeza”, mis hijos estaban pasando hambre y me daba impotencia el no poder ayudar a mi familia en esos momentos. Mi esposa hacía lo que podía viviendo en casa de mis suegros que tenían una familia numerosa, las palomas eran el único recurso para hacer una sopa. Ya había nacido mi segunda hija y me angustiaba que Claudia, que no tenía más de tres meses, crecía sin poder conocer a su padre. Rosalía adelgazaba hasta pesar sólo 45 kilos, de una estatura de un metro sesenta y nueve. La casa donde vivíamos se la habían quitado, ya que vivíamos en una población de marinos, y les gritaban “Comunista, ahora te quiero ver morirte de hambre”. Yo paseaba de un lado para otro aprendiendo tantas cosas, sobre todo de historia, habían compañeros dispuestos a poner sus conocimiento de economía, de agronomía, de derecho, de física, etc. La verdad que habían muchos profesionales, ese campo se había convertido en una verdadera escuela para mi. Los días eran muy largos y cada mañana nos hacían cantar la canción nacional con las dos estrofas que la dictadura había impuesto. Cada semana se iba gente de Isla Melinca, hasta que nos tocó nuestro turno porque ya habíamos terminado la construcción de Melinka en Puchuncaví. Antes de la entrada del invierno, vinieron infantes de marina en tono autoritario y nos dijeron que empacáramos nuestras cosas, nos subieron al camión celular y nos llevaron de vuelta a la cárcel pública de Valparaíso. Mientras partíamos escuchamos que nos cantaban “Aquí en Melinka todo el mundo se divierte, no vuelvan maaaaaaaaaaaaaas”. Un día, desde la cárcel, Me llevaron a fiscalía Naval de Valparaíso. Era la primera quincena del mes de enero de 1975, en la mañana como a las ocho treinta, vino un gendarme a buscarme, me informó que tenía que ir a la fiscalía, me hicieron subir a un vehículo militar. Me llevaron vendado a otro lado, allí me pusieron corriente y volvían a interrogarme preguntando lo mismo. Me pusieron corriente en el pene, grité como un barraco, el interrogatorio era interminable. Luego me llevaron de vuelta a la cárcel, traía mucha sed y casi no podía caminar. La corriente me había dejado todo el cuerpo adolorido, fui recibido por mis dos compañeros de celda.

8

El 19 de mayo día de la fundación del MAPU, me solicitaron que militara en ese Partido, había venido una comisión Alemana a visitar los prisioneros. Había tomado contacto con ellos, me dijo que a mi esposa la habían apadrinado un matrimonio Suizo y le daban un aporte mensual.

Exposición

Informe de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU sobre la crisis en Chile describe múltiples violaciones de derechos humanos de Carabineros y hace un llamado a reformas

GINEBRA (13 de diciembre de 2019) – La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en un informe sobre Chile publicado este viernes, afirmó que, durante las recientes protestas masivas y estado de emergencia, Carabineros de Chile y las Fuerzas armadas incumplieron las normas y estándares internacionales sobre control de asambleas y uso de la fuerza. El informe de 30 páginas fue elaborado por un equipo de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, que dedicó las tres primeras semanas de noviembre a investigar la situación en siete regiones de Chile. Detalla extensas alegaciones –con ejemplos específicos- de tortura, malos tratos, violación y otras formas de violencia sexual por Carabineros contra personas detenidas, muchas de las cuales habrían sido detenidas arbitrariamente. Según información oficial, más de 28.000 personas fueron detenidas entre el 18 de octubre y el 6 de diciembre, aunque la mayoría de ellas han sido puestas en libertad. El equipo se reunió y recibió amplia cooperación de un gran número de autoridades locales y nacionales.* También recibió amplio apoyo del Instituto Nacional de Derechos Humanos y de la Defensoría de la Niñez, y se reunió con más de 300 miembros de la sociedad civil.  El equipo realizó 235 entrevistas a víctimas de presuntas violaciones de derechos humanos – incluidas las personas manifestantes heridas y detenidas y sus familiares- y realizó 60 entrevistas a oficiales de Carabineros de Chile, incluidos algunos heridos durante las protestas. Se otorgó al equipo libre acceso a hospitales y centros de salud, y se le permitió entrevistar a personas heridas durante las manifestaciones. También recibió acceso rápido e irrestricto a lugares de detención, incluidas comisarías de policía y cárceles, así como a personas privadas de libertad a quienes el equipo quiso entrevistar en privado, y a los informes y registros relevantes. El informe señala que, a partir de información recogida de una amplia variedad de fuentes, “Carabineros ha incumplido, de forma reiterada, con el deber de distinguir entre personas que se manifestaban pacíficamente y manifestantes violentos.”  Durante su misión, el equipo documentó 113 casos específicos de tortura y malos tratos, y 24 casos de violencia sexual contra mujeres, hombres y niños y niñas adolescentes, perpetrados por miembros de Carabineros y militares. Señala que el Instituto Nacional de Derechos Humanos ha presentado querellas relacionadas con cientos de este tipo de casos. .” El Ministerio Público ha indicado que existen investigaciones en curso relacionadas con 26 muertes ocurridas en el contexto de las protestas. La Oficina de Derechos Humanos de la ONU ha verificado la información sobre 11 de estas 26 muertes. De estas 11, el informe afirma que cuatro casos constituyeron “privación arbitraria de la vida y otras muertes ilícitas que involucran a agentes del Estado”. En dos de estos casos, se señala que “parece haberse utilizado fuerza letal, en forma de armas de fuego, en ausencia de todo riesgo para la vida de civiles o militares y contra personas que no estaban participando en actos de violencia. Esto contraviene la normativa y estándares internacionales sobre el uso de la fuerza y puede, dependiendo de las circunstancias, constituir una ejecución extrajudicial.”  El informe cita la cifra del Ministerio de Justicia de 4.903 personas heridas hasta el 10 de diciembre, incluidos 2.792 oficiales de Carabineros, pero hace notar que otras fuentes sugieren la existencia de un mayor número de personas heridas. Señala que hubo un “uso innecesario y desproporcionado de armas menos letales, en particular escopetas antidisturbios, durante manifestaciones pacíficas y/o fuera del contexto de enfrentamientos violentos entre manifestantes y fuerzas de seguridad. Esto ha resultado en un alto número de personas heridas, incluidos transeúntes y personas que no estaban cometiendo actos violentos, sino que protestaban pacíficamente.” Según el informe, “el número alarmantemente alto de personas con heridas oculares o faciales (aproximadamente 350) demuestra que hay razones fundadas para creer que “se usaron armas menos letales de manera inadecuada e indiscriminada, en contravención de los principios internacionales para minimizar el riesgo de heridas.” Señala asimismo que, si bien las heridas oculares resultaron principalmente de perdigones, algunos casos también fueron resultado del “uso de irritantes químicos, en particular gases lacrimógenos y, en algunos casos, del impacto de los cartuchos de gas lacrimógeno.” El informe señala que las autoridades “tenían información sobre el alcance de las lesiones desde el 22 de octubre. Sin embargo, no se tomaron medidas eficaces, expeditas y oportunas para poner fin al uso de armas menos letales, especialmente de las escopetas antidisturbios con perdigones. La pronta acción de autoridades responsables podría haber evitado que otras personas sufrieran heridas graves.” Por otra parte, el informe hace notar varios fallos recientes de Cortes de Apelaciones en todo el país que han restringido el uso de escopetas antidisturbios en manifestaciones pacíficas, y que también han limitado o prohibido el uso de gases lacrimógenos en ciertos lugares (por ejemplo, hospitales). Entre las recomendaciones al Estado de Chile, el informe recomienda “el cese inmediato del uso indiscriminado de escopetas antidisturbios para controlas las manifestaciones.” También hace un llamado a limitar el uso de gases lacrimógenos a situaciones en que sea “estrictamente necesario, y nunca dentro de establecimientos educativos y de salud”, añadiendo que los oficiales de policía deberían recibir instrucciones claras sobre el uso adecuado de gases lacrimógenos, incluido asegurando que los cartuchos de gas lacrimógeno siempre “se disparen en un ángulo pronunciado, y nunca horizontalmente, de conformidad con los estándares internacionales.” El informe señala que “diferentes instituciones estatales han tomado medidas para asegurar que las investigaciones de supuestas violaciones de derechos humanos; asegurar el acceso a abogado para las personas detenidas; el acceso a servicios para las víctimas; y proporcionar información integral, regular y accesible al público. Se han dictado fallos judiciales para proteger a las personas que ejercían su derecho a la asamblea pacífica.” El Instituto Nacional de Derechos Humanos y la Defensoría de la Niñez, en particular, “han cumplido de manera pronta y eficaz con su mandato de proteger los derechos humanos.”  El informe señala en sus conclusiones que las manifestaciones que han tenido lugar en Chile “han tenido múltiples causas, incluida la desigualdad económica y social. La mayoría de las personas que ha ejercido su derecho a la asamblea durante este periodo lo ha hecho de manera pacífica. Sin embargo, ha habido numerosos ataques contra fuerzas de seguridad y sus instalaciones. También hubo saqueos y destrucción de propiedad tanto durante como fuera de las manifestaciones”. Según el informe, “existen razones fundadas para creer que, desde el 18 de octubre, se ha cometido un elevado número de violaciones de derechos humanos”. “Estas violaciones incluyen el uso excesivo e innecesario de la fuerza que ocasionó muertes ilícitas y heridas, tortura y malos tratos, violencia sexual, y detenciones arbitrarias.” “El control de asambleas por Carabineros ha sido realizado de manera fundamentalmente represiva”, dice el informe, añadiendo que “algunas violaciones de derechos humanos, en particular, el uso inadecuado de armas menos letales y casos de malos tratos, son recurrentes en el tiempo y el espacio” En su informe, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos recomienda una serie de medidas específicas para rectificar las prácticas policiales y hace un llamado al Gobierno a “asegurar que las fuerzas de seguridad garanticen la rendición de cuentas con relación a las violaciones de derechos humanos y reconozcan estas violaciones.” “Reconociendo y aprendiendo de lo sucedido, miremos de manera constructiva hacia adelante”, afirmó la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. “El informe recomienda que se establezca un mecanismo de seguimiento, que involucre a nuestra Oficina Regional para América del Sur, con sede en Santiago, así como la participación activa de la sociedad civil, para evaluar dentro de tres meses la implementación de las recomendaciones realizadas en este informe, así como las recomendaciones de los mecanismos internacionales de derechos humanos.” “Este mecanismo de seguimiento debería tener como propósito establecer medidas para prevenir que se repitan esos hechos tristes y preocupantes en los que Chile se ha visto sumergido en los últimos dos meses – especialmente,  mientras las protestas continúan a lo largo del país, si bien con menor intensidad, y continuamos recibiendo alegaciones de violaciones de derechos humanos. El resultado del trabajo de este mecanismo debería hacerse público.” FIN 

*Se realizaron reuniones con el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, el Ministro del Interior y Seguridad Pública, y representantes de los Ministerios de Relaciones Exteriores, de la Mujer y Equidad de Género, de Salud, Defensa y Gobernadores Regionales y Alcaldes. El equipo también se reunió con representantes del Poder Judicial, de la Oficina de la Defensoría Penal Pública y del Ministerio Público, tanto a nivel nacional como regional, del Servicio Médico Legal, de Carabineros de Chile y de Gendarmería.   Para leer el informe completo, por favor ir à: Spanish: https://www.ohchr.org/Documents/Countries/CL/Report_Chile_2019_SP.pdfEnglish: https://www.ohchr.org/Documents/Countries/CL/Report_Chile_2019_EN.pdf Para ver el video, por favor ir à:Spanish: https://vimeo.com/379213927/c5c018609eEnglish: https://vimeo.com/379213332/f7aae4820e

Para más información y solicitudes de prensa, por favor contacte con: Rupert Colville – + 41 22 917 9767 /rcolville@ohchr.org o Jeremy Laurence  – 41 22 917 9383 / jlaurence@ohchr.org

Tag and share – Twitter: @UNHumanRights and Facebook: unitednationshumanrights

Bitácora de injusticias

BITÁCORA DE INJUSTICIAS

EXPOSICIÓN

PARQUE CULTURAL DE VALPARAÍSO

Inauguración 10 de Diciembre 2019 a las 16:00 hrs.

Parque Cultural de Valparaíso

PCV invita a usted a la inauguración de la exposición “Bitácora de Injusticias” de la artista visual Daniela Contreras.

Bitácora de Injusticias, crea una biografía visual de la vida íntima-política del ex marino, Teodosio Cifuentes, durante los años 1973-1994. Partiendo desde sus inicios en la marina, su forzosa detención política y su exilio en Bélgica.

La exposición se extenderá hasta el 15 de febrero del 2020.

Marineros Constitucionalistas de Chile

Apertura de la Exposición «Bitácora de Injusticias»

El 10 de diciembre de 2019 se llevó a cabo la apertura de la exposición en el Parque Cultural de Valparaíso sobre la biografía del ex marino Teodosio Cifuentes Rebolledo (Q.E.P.D), quien fuera detenido en agosto de 1973.

A continuación algunas imágenes que muestran tomas de la exposición y presencia de ex colegas de armas que corrieran el mismo destino por oponerse al golpe de Estado de 1973. La apertura fue realizada por la artista visual Daniela Contreras. Asistieron su esposa e hijos, familiares y entre los oradores se encontraban ex colegas de la Armada y compañeros de presidio.

Por Primera Línea

Valparaíso, 12 de diciembre de 2019.

Fotografías Mario Aguirre Montaldo

REALIZAN un sentido homenaje a Teodosio Cifuentes Rebolledo en la Ex- Cárcel. Uno de los centenares de marinos rebeldes y constitucionalistas que se organizaron políticamente para resistir el golpe de estado del año 1973 que amenazaba al presidente Allende y el Gobierno Popular antes de su ocurrencia. Sabido es que el movimiento fue detectado por la oficialidad y reprimido. Muchos de estos valientes soldados terminaron, después de pasar por varios centros de detención y de ser sometidos a cruentas torturas, detenidos en la cárcel de Valparaíso y procesados en un Consejo de Guerra.

En la oportunidad se realizó una muestra fotográfica con la asistencia de familiares, amigos, camaradas marinos y compañeros de prisión durante esos años.

En la imagen un grupo escénico representa la poesía “Amo el amor de los marineros” del premio Nobel Pablo Neruda, musicalizado por Pedro Aznar y Grupo Congreso.

Entre los oradores que expresaron su testimonio en recuerdo del “Teo”, estuvo Leopoldo Luna, ex preso político y amigo.

Daniela Contreras Rojas, fue la autora de la exposición y las fotografías, para lo cual debió investigar los archivos familiares, entrevistar a su esposa Rosalía y sus hijas Claudia y Alicia.

Los interesados en conocer en profundidad la historia de estos héroes casi olvidados, Primera Línea Prensa recomienda la lectura del libro “Los que dijeron NO” escrito por Jorge Magacich, editorial LOM, dos tomos.

Por otra parte, como todos los días 11 de cada mes desde hace tres años, se realizó la “funa” a la estatua del Almirante Merino, gestor del golpe de estado, miembro de la Junta de Gobierno y responsable de los crímenes y torturas perpetrados por la Armada. La estatua se encuentra en el Museo Naval del Cerro Artillería junto al paseo 21 de Mayo.


Roberto Cifuentes Delgado

A mis 4 años de edad, no entendía por qué mi papá nunca llegaba a la casa y siempre lo tenia que ir a ver en su lugar de trabajo. Un día muy enojado le pedí que me contara la verdad y me dijo que estaba prisionero porque no quería dispararle a su pueblo. Desde ese momento mi padre se transformo en mi héroe y mi madre en una súper heroína que no se como tuvo tanto coraje para enfrentar tantas dificultades.

Mi padre siempre luchó para se hiciera justicia y para que ojala nunca más los militares salieran a matar a sus compatriotas, 1 año después de su muerte, los tribunales chilenos hicieron justicia y condenaron al Estado de Chile, reconociendo que mi padre estaba en lo justo, fué leal a su juramento a la bandera.

Por querer evitar un genocidio, mi padre fué detenido en agosto de 1973 torturado y enviado a diversos campos de concentración finalmente termino su condena en la Cárcel Pública de Valparaíso, lugar donde se presentará una biografía visual de la vida intima política de Teodosio Cifuentes Rebolledo realizada por la Artista Visual Daniela Contreras.

Los dejo invitado el 10 de diciembre a las 16:00 hrs en la parque cultural de Valparaíso ( Ex Cárcel Publica ) para la inauguración de la exposición “Bitacora de Injusticias”.


Bitacora de injusticias, Valparaíso 10 de diciembre 2019. Un pequeño video de ese día. De todo corazón gracias a tod@s las personas que viajaron a Valparaíso, a mis amigos, Ti@s, prim@s, vecinos, a la compañia de danza » En Giros de Curicó» a Adrian » Chirigua » Adrián Siegfredo Gonzalez Marchant a los compañeros de mi padre que al igual que siempre los considere como héroes. Gracias a la Artista Visual Daniela Contreras, por hacer tan bello homenaje a mi Padre Teodosio Cifuentes Rebolledo . Espero la historia de los marinos antigolpista se pueda conocer para que más soldados como David Veloso de Antofagasta decidan no volcar las armas contra los hermanos de su pueblo.

 — mit Anakena Kena und 63 weiteren Personen.

Bitacora de injusticias, Valparaíso 10 de diciembre 2019. Un pequeño video de ese día. De todo corazón gracias a tod@s las personas que viajaron a Valparaíso, a mis amigos, Ti@s, prim@s, vecinos, a la compañia de danza " En Giros de Curicó" a Adrian " Chirigua " Adrián Siegfredo Gonzalez Marchant a los compañeros de mi padre que al igual que siempre los considere como héroes. Gracias a la Artista Visual Daniela Contreras, por hacer tan bello homenaje a mi Padre Teodosio Cifuentes Rebolledo . Espero la historia de los marinos antigolpista se pueda conocer para que más soldados como David Veloso de Antofagasta decidan no volcar las armas contra los hermanos de su pueblo.

Slået op af Roberto Carlos Cifuentes Delgado i Mandag den 16. december 2019

La Marinería Constitucionalista que se opusiera al golpe de Estado en 1973, declara:

La Marinería Constitucionalista que se opusiera al golpe de Estado en 1973, declara:

Que en la violencia desatada por parte de las FFAA y aparatos policiales en contra de sus propios conciudadanos, vemos una vez más los horrores de la política en lanzar a los militares apertrechados con armas de guerra en contra del pueblo que representan y desatar una violencia desenfrenada en contra de chilenos a quienes se dá el trato de enemigo interno, aplicando el uso de la fuerza que nuevamente ha significado muerte, tortura y vejación de nuestros compatriotas demostrando una vez más la vigencia de la Doctrina de Seguridad Nacional que impusiera la dictadura de Pinochet.

Hacemos un llamado a los futuros personajes ó comisiones que asuman los cambios sociales y reformas profundas en Chile a:  de una vez por todas anclar en la nueva Carta Magna que las FFAA no deben ser utilizadas para roles represivos en contra de chilenos. ESE NO ES SU ROL. Eliminar a la vez la obediencia debida que obliga al militar ejecutar órdenes inhumanas sin derecho a oponerse a ellas.

También, eliminar dentro de los institutos armados toda huella presente de la dictadura y que rinde honores a militares incluso condenados por violaciones a DDHH. Ya sea retratos que cuelguen en academias, recintos militares o monumentos como el de Merino en las cercanías de donde estuviera la Academia de Guerra Naval usada como centro de tortura. Además, actuar en dirección a la democratización de las FFAA.

Reestructurar y adecuar el aparato policial, eliminando la militarización y exigir a la nueva policía educación obligatoria en el respeto a los DDHH de acuerdo a los estándares internacionales. Siendo la defensa de la dignidad y de la integridad física del ser humano, en todo momento y situación intocables.

Es un deber moral nuestro hacer este llamado por la paz de nuestra patria y de ver que nuestra triste historia se repite una y otra vez en contra de nuestro pueblo.

Nos hacemos eco de las demandas ciudadanas. Apoyamos la creación de una nueva constitución redactada por una asamblea constituyente, un nuevo modelo económico y la desmonopolización de los medios de comunicación.

“Marineros Constitucionalistas de Chile”

http://piensachile.com/2019/10/declaracion-de-la-marineria-constitucionalista-que-se-opusiera-al-golpe-de-estado-en-1973/

Un tema pendiente. La obediencia debida en las FFAA

Justicia militar rechaza recurso de amparo en favor de soldado que se negó a participar del Estado de Emergencia

Por

 Opazo

 25/10/201

Agencia Uno

En fallo dividido, el tribunal de alzada castrense, integrado por los ministros Carlos Gajardo, Jorge Zepeda, Alex Gluzman, Francisco Costa y Jaime Elgueta, rechazó la acción cautelar en favor de David Veloso Codocedo, soldado que se negó a participar del estado de emergencia en Santiago.

Los ministros consideraron que la detención ordenada en contra del soldado fue dictada por una autoridad competente: “Que del mérito de los antecedentes aparece que desde un punto de vista estrictamente formal el recurso debe ser desestimado, toda vez que la privación de libertad del amparado ha sido dispuesta por la autoridad competente y en el ámbito de sus facultades”.

“Sin perjuicio de lo anterior, es dable tener en consideración que el amparado se encuentra actualmente sometido a proceso, lo que permite que tanto respecto de esta resolución, como de su libertad personal puede ejercer los recursos que correspondan y por la vía pertinente. Cabe agregar que también designó abogado para su defensa, lo que lleva a concluir que su derecho a defensa se encuentra debidamente resguardado”, agregó el fallo.

No obstante lo anterior, el fiscal militar adoptará las medidas pertinentes para resguardar la integridad física y psíquica del amparado, “como asimismo para que su defensa letrada pueda ejercer debidamente su labor”, concluye el dictamen, que fue despachado con el voto en contra del ministro Zepeda.

Recordemos que, según consignó La Tercera, en base a los antecedentes entregados por el fiscal Militar Cristián Ramírez Sepúlveda, el soldado de tropa profesional David Veloso Codocedo (21), la madrugada del pasado domingo, cuando estaba a punto de embarcarse a Santiago desde Antofagasta, botó su fusil al suelo y dijo que no cumpliría con el servicio dispuesto, retirándose. 

A consecuencia de esto, su superior lo denunció al fiscal Ramírez, quien ordenó la detención de Veloso. Ese mismo domingo, antes del mediodía, el soldado ya estaba detenido. Y cinco días después fue procesado por el artículo 337, inciso tres, del Código de Justicia Militar: “El militar que se negare abiertamente a cumplir una orden del servicio que le fuere impartida por un superior, será castigado (…), con la pena de reclusión militar menor en su grado mínimo a reclusión militar mayor en su grado mínimo”.

https://www.elciudadano.com/wp-content/uploads/2019/10/militares-en-Santiago-oct-2019.jpg

Sin escenarios, ni locutor, ni discursos: el pueblo le dio un mandato a la política

EDITORIAL

Sin escenarios, ni locutor, ni discursos: el pueblo le dio un mandato a la política

por El Mostrador 26 octubre, 2019

Fue un No a la impunidad y la corrupción. Mañana Chile todavía será el mismo Estado, pero no el mismo país. La cultura de la paz y la dignidad ha abierto un nuevo proceso político. Septiembre es el mes de la Patria, octubre el mes del pueblo, aunque lo manifieste cada 30 años.

Con una claridad meridiana, el pueblo le dijo al gobierno, al Congreso, y a la política general que viven sordos y de espaldas a la realidad. Que desea cambios importantes en la conducción del país y que las reglas del juego económico no pueden ofender de manera permanente los derechos y la dignidad de la gente. Y que el crecimiento económico que exhibe el país, sin desarrollo ni equidad social, sin paz social ni seguridad, y que tiene a medio país enfermo de estrés es solo música, y que la responsabilidad de lo que ocurre tiñe todas las banderas políticas que han gobernado al país en estas tres décadas de democracia.

Una lección de democracia es lo que el pueblo soberano, licenciado y enviado a sus casas a descansar del agotamiento psicosocial que le provocaron 17 años de dictadura el año 1988, volvió 30 años después, espontáneamente, a reclamarle su dignidad ahora a una democracia, y a dejar sentada su voluntad de cambios de manera pacífica. A enrostrarle a sus representantes que el agotamiento social que hoy tiene es similar al de entonces, y que el país está enfermo si la mayoría de su gente debe endeudarse para tener comida el fin de mes.

Lo de este viernes 25 de octubre fue una lección de democracia para el gobierno que, de manera indiscriminada, los tildó de delincuentes, que ensució el lenguaje político con la palabra guerra y advertir a aquellos que instrumentalizan sus movilizaciones, cada vez que pueden y a veces de manera inexplicable, la voluntad de paz, trabajo y equidad que manifiesta el país.

Es una voz con la potencia de plebiscito, en paz y dentro de la legalidad y el orden, para conmover la oreja sorda de gobernantes y representantes políticos. Para que piensen de manera urgente en la gestión microsocial de esta crisis. Que vayan allí donde están las familias, niños, ancianos y trabajadores, que llenaron las calles de la ciudades del país, experimentando los efectos socialmente perversos de un crecimiento sin rostro humano y lleno y privilegios, y atinen sobre lo que deben hacer.

Fue un No a la impunidad y la corrupción. Mañana Chile todavía será el mismo Estado, pero no el mismo país. La cultura de la paz y la dignidad ha abierto un nuevo proceso político. Septiembre es el mes de la Patria, octubre el mes del pueblo, aunque lo manifieste cada 30 años.

Soldado del Ejército está detenido desde el domingo por negarse a participar del estado de emergencia

Autor: Víctor Rivera

 VIE 25 OCT 2019 |  12:16 PM

https://www.latercera.com/nacional/noticia/soldado-del-ejercito-esta-detenido-desde-domingo-negarse-participar-del-estado-emergencia/877377/

David Veloso Codocedo, de 21 años, se negó a embarcarse desde Antofagasta a Santiago. Cuando estaba a punto de salir, botó su fusil al suelo, manifestando que no cumpliría con el servicio dispuesto. Ayer fue procesado y hoy la Corte Marcial revisará un recurso de amparo interpuesto a su favor.


Fue el sábado en la noche cuando el Ejército anunció el toque de queda para la Región Metropolitana, en medio de los desórdenes que ese día afectaban a la capital. Sin embargo, con el correr de las horas, las manifestaciones se agudizaron y se requería el apoyo de las tropas militares del norte y el sur del país.

De esta manera, el sábado la Tercera Brigada Acorazada “La Concepción” de Antofagasta citó a todos sus integrantes a formarse para ser trasladados a Santiago para cumplir con las labores de orden a Santiago, requeridas por el mando de la institución. Pero, cuando la jefa de la brigada, la oficial Javiera Gómez Rodríguez tenía enfrente a su tropa, hubo uno de los uniformados que dijo, “no”.

Se trata del soldado de tropa profesional, David Veloso Codocedo, de 21 años, quien, según los antecedentes que levantó el fiscal Militar Cristián Ramírez Sepúlveda, la madrugada del domingo, cuando el militar estaba a punto de embarcarse a Santiago, botó su fusil al suelo, manifestando que no cumpliría con el servicio dispuesto, y se retiró.

La oficial Gómez llamó de inmediato, a eso de las 03.00 de la mañana, al fiscal Ramírez, quien ordenó la detención del soldado Veloso. Ese mismo día domingo, a las 11.00, quedó detenido y ayer fue procesado por el artículo 337, inciso tres, del Código de Justicia Militar.

“El militar que se negare abiertamente a cumplir una orden del servicio que le fuere impartida por un superior, será castigado (…), con la pena de reclusión militar menor en su grado mínimo a reclusión militar mayor en su grado mínimo”, dice la legislación castrense. La Tercera intentó contactarse con la familia del militar, pero no se pudo obtener una respuesta. 

Amparo

Aunque el caso está radicado en Antofagasta, hoy será discutido en Santiago. El abogado penalista Cristián Cruz presentó ayer un recurso de amparo ante la Corte Marcial, para que la Fiscalía Militar informe sobre las razones de la detención del militar.

Cruz señaló que “nos llegó una información que un militar habría representado la posibilidad de negarse a participar de las labores de toque de queda en Santiago, por lo que quedó detenido en un recinto militar. Tomamos la decisión de interponer este amparo preventivo, porque lo consideramos un deber ético, pues ha quedado de manifiesto que las tropas solo salen a cumplir órdenes de sus superiores, sin ningún resguardo”.

El fiscal militar ya evacuó su informe a la Corte Marcial, el cual será revisado hoy a las 13.00 por los integrantes del tribunal castrense.

FOTO : ANDRES PEREZ

Armada confirma que funcionarios participaron en saqueos

NACIONAL

Armada confirma que funcionarios participaron en saqueos

La institución señaló que ambos uniformados fueron desvinculados de sus funciones.

Por El Dínamo 25 de Octubre de 2019

La Armada confirmó que dos funcionarios participaron en saqueos en zonas que estaban bajo su resguardo.

“Se vieron involucrados en sustracción de bienes mientras realizaban tareas de seguridad en el área de Hualpén y Caldera”, indicaron desde la institución.

El organismo detalló que ambas personas fueron puestas a disposición de los Tribunales de Justicia Militar y Civil.

“Como Armada de Chile lamentamos profundamente estos hechos y rechazamos de forma categórica cualquier tipo de conducta que desprestigien a la Institución, apoyando y poniendo a disposición de la justicia toda la información que le sea solicitada”, añadió la Armada.

Finalmente, agregaron que los involucrados fueron separados de sus funciones de seguridad interior.

Abogados de la Universidad de Chile denuncian torturas y detenciones ilegales en manifestaciones

Estudiantes y académicos de la Facultad de Derecho, junto con organizaciones sociales, presentaron este jueves una Defensoría Jurídica para ayudar a víctimas de la violencia policial y militar ocurrida durante las manifestaciones.

Diario Uchile

  Jueves 24 de octubre 2019 16:19 hrs. 

https://radio.uchile.cl/2019/10/24/abogados-de-la-universidad-de-chile-denuncian-torturas-y-detenciones-ilegales-en-manifestaciones/

Estudiantes y profesores de la Facultad de Derecho presentaron este jueves la Defensoría Jurídica de la Universidad de Chile, que desde el pasado fin de semana ha trabajado para resguardar los Derechos Humanos de las personas que participan de las manifestaciones ocurridas en distintos lugares de Chile.

La instancia cuenta además con el trabajo de organizaciones como la Asociación de Abogadas Feministas (Abofem), la Corporación 4 de Agosto, Londres 38 y la Comisión Chilena de Derechos Humanos.

Según explicaron, los integrantes de la Defensoría Jurídica han trabajado desde el pasado sábado en comisarías, hospitales y centros de detención en diferentes zonas de Santiago, donde han constatado torturas, detenciones ilegales y otros atropellos a los DD.HH.

“Creemos importante visibilizar lo que está ocurriendo en el país, en las calles y hospitales. No hemos detenido nuestro trabajo durante estos días y no pretendemos hacerlo”, advirtió Vicente Bustos, presidente del Centro de Estudiantes de Derecho.

Por su parte, el académico Tomás Ramírez subrayó que han observado “situaciones especialmente graves, que se derivan precisamente del uso no proporcional y progresivo de la fuerza, que va en contra del supuesto objetivo de mantener el orden público”. 

Tomás Ramirez

En ese sentido, detalló que ha habido “un número importante” de detenciones ilegales a personas que no habían cometido delitos, sino que solo se manifestaban. “Tenemos casos especialmente graves, donde se ha detenido personas dentro de sus domicilios o personas que, entrando a sus domicilios, son víctimas de la violencia policial, que es física y sicológica”, especificó.

Asimismo, dijo, la instancia ha detectado vulneraciones al debido proceso, con limitaciones en comisarías y centros de detención al trabajo de abogados y observadores de DD.HH., “con información dada por personal de Carabineros donde se indica que existe una instrucción de no dejar ingresar a los centros de detención”.

Tomás Ramírez dio cuenta además de problemas en centros de salud y de casos que involucran a menores de edad, personas en situación de calle y migrantes. “Tenemos el caso de menores de edad con el cuerpo lleno de perdigones, que han sido disparados de manera indiscriminada. Por lo tanto, también hay vulneraciones específicas a grupos especialmente vulnerables”, afirmó.

“También tenemos casos donde personas no identificadas, vestidas de civil pero con balizas en al auto, han disparado de manera indiscriminada a un grupo de periodistas que se encontraba en la comuna de Ñuñoa”, agregó. 

Foto @Tito Carreño

En esa línea, dijo que han ocurrido casos donde la violencia policial busca castigar a las personas por participar de las manifestaciones: “Esos son casos de torturas. Carabineros y la fuerza militar están autorizados para ejercer de manera progresiva y proporcional la fuerza, a fin de que se resguarde el orden público. Cuando una persona es desnudada en una comisaría, cuando es golpeada a pesar de estar en el piso, sin oponer resistencia, cuando es quemada para castigarla, eso es tortura. Hemos encontrado una serie de casos donde, además de la detención ilegal y las lesiones, se han practicado acciones contra el cuerpo, para que la persona sienta dolor y sea castigado por participar de manifestaciones”, explicó.

Finalmente, la abogada Natalia Bravo dijo que Abofem ha constatado “vulneraciones a las garantías sexuales de las mujeres, humillaciones, vejaciones y desnudamiento forzado de mujeres; hacen que se pongan en cuclillas como si estuviesen buscando drogas, ciudadanas simples y corrientes que están en la calle con una cacerola”.

Bravo dijo que cuentan con al menos 15 denuncias que están siendo procesadas para presentar querellas y alertó que la violencia de Estado ha ido “en alzada” durante las protestas.

“Lo que hacemos es un llamado al Gobierno a entregar información que hasta este minuto se nos niega: listas de detenidos, cómo y dónde están, si recibieron asistencia médica, si recibieron asistencia hospitalaria. Estamos en un Estado de Derecho, no hay guerra. La situación en la que nos encontramos debe acabar y esperamos que haya respuestas claras respecto de las mujeres y la ciudadanía completa”, concluyó.