Funa 73 a la estatua de Merino, una lucha permanente por eliminar los símbolos de la dictadura

By Guillermo Correa Camiroaga  Octubre 12, 2019  

Fotos: Guillermo Correa Camiroaga

https://www.elclarin.cl/life-styles-2/item/1221-funa-n-73-a-la-estatua-de-merino-una-lucha-permanente-por-eliminar-los-simbolos-de-la-dictadura

Ayer 11 de octubre de 2019 se realizó la funa N°73 a la estatua de  José Toribio Merino, la que se encuentra ubicada en los jardines del Museo Naval de Valparaíso. Como cada día 11, desde hace ya setenta y tres meses, un grupo de manifestantes, ex prisioneros políticos, se congregó en el Paseo 21 de Mayo, en la puerta de entrada al Museo Naval, para realizar una acción de memoria y de denuncia, manifestando a las y los transeúntes que se desplazan por este concurrido lugar, que dicho recinto naval fue uno de los numerosos lugares que la Armada de Chile utilizó para la detención y tortura de chilenas y chilenos después del golpe de Estado de 1973.

Luis, uno de los participantes de esta acción expresó que “Este monumento constituye una apología del negacionismo y atenta en contra de uno de los derechos elementales del ser humano como es el derecho a la salud, ya que esta comprende el bienestar físico, mental y social, y en este caso, a nosotros como sobrevivientes de la prisión política y tortura, su presencia nos golpea y violenta, ya que es un brutal “homenaje” a quien fue el principal instigador  e impulsor del sangriento golpe militar del 11 de septiembre de 1973”.

En esta oportunidad conversé con Nelson Cabrera, integrante de Cine Forum, agrupación cultural y de derechos humanos impulsora de la iniciativa de desmonumentar los símbolos de la dictadura, para que hiciera un balance de lo que ha significado este permanente accionar en contra del olvido y, además, relatara que se ha logrado concretamente hasta este momento.

¿Nelson, cuántos años llevan realizando esta acción?

“Seis años y un mes. Esta acción de desmonumentación todos los días 11 de cada mes no solamente tiene que ver con que este fue un lugar de tortura, sino que también fue un lugar importante en la planificación del golpe de Estado.                                                                                       

 Existe una Mesa de Sitios de Memoria que ha colocado unas placas de la Enredadera de la Memoria en muchos sitios por donde no pasa mucha gente, en cambio este lugar fue obviado y acá, frente al Museo Naval, la afluencia de público es altísima. Esa es una tarea que nosotros debiéramos exigir a la Municipalidad, la de colocar una placa que diga que este fue un centro de tortura y un centro de acopio de prisioneros para el golpe de Estado.”

¿Después de todos estos años, que se ha logrado con estas acciones para exigir que se  retire la estatua de Merino?

“En primer lugar considero que el solo hecho que nosotros vengamos mes a mes a manifestarnos a los pies de la estatua de Merino, en ocasiones en mayor número y en otras con menor presencia, constituye en sí una acción de memoria y de protesta necesaria en esta lucha en contra del olvido. Si fuera por las instituciones del Estado y los gobiernos de turno esto debería ser “parte del pasado y dar vuelta la hoja”, como ellos dicen. Además, este último tiempo la derecha pinochetista está llevando adelante una feroz campaña comunicacional por el negacionismo y nosotros, con nuestra activa presencia estamos luchando contra ello. Por este lugar circula mucha gente, muchos turistas, colegios también, y cada vez que nos ven acá con los lienzos y nuestra denuncia, se acercan a sacar fotos, preguntar e interiorizarse de por qué hacemos esto. Entonces nuestra praxis ha sido muy educativa en ese sentido.”

¿Pero, más allá de estas acciones de difusión pública directa, en cuanto a la exigencia de retiro de la estatua, en qué aspectos se ha avanzado concretamente?

“El año pasado hubo una sugerencia, una iniciativa, que presentó el Diputado Brito a la Cámara de Diputados para que se aprobara un Proyecto de Acuerdo solicitando al Ejecutivo que, teniendo las facultades para hacerlo, diera la orden para retirar la estatua. En agosto del 2018 se votó dicha iniciativa y la Cámara de Diputados aprobó el Proyecto de Acuerdo, entonces  el Ejecutivo solicitó antecedentes al Ministerio de Defensa y a la Armada, y la Armada respondió que ellos tenían la autonomía de mantener esta estatua, esa fue su respuesta.

Ahora, tomando en cuenta esta situación, en relación a la desmonumentación de la estatua, el abogado Luis Mariano Rendón, integrante de “Ciudadanos por la Memoria”, quienes lograron cambiar el nombre en Santiago de la calle 11 de septiembre por Nueva Providencia, presentó un Recurso de Protección contra el Ministro de Defensa y el Comandante en Jefe de la Armada por el hecho de mantener la estatua de Merino en este lugar, Recurso que fue acogido y declarado admisible por la Corte de Apelaciones. Ese Recurso se fundamenta esencialmente en lo que es el agravio que hace a la salud física y mental de las víctimas de la represión la estatua del golpista que lleva varios años acá en el Museo Naval.                                                                                              

Ellos se comunicaron con nosotros, con la gente del Cine Forum -reconociendo que había nacido de la gente de Valparaíso la idea de desmonumentar- para solicitarnos que nos incorporáramos en el Recurso de Protección. Inmediatamente decidimos hacernos parte y conversamos con Karina Fernández, que es abogada de Derechos Humanos, quien aceptó acompañarnos en esta acción. Nos pidió que ubicáramos a gente procesada por la Armada en Valparaíso y conseguimos nueve personas.                                                                                                                             

Así lo hicimos y junto a integrantes de la Agrupación de Ex Menores víctimas de prisión política y tortura, de la Comisión de Memoria Histórica de marineros Antigolpistas, Sobrevivientes de la Resistencia antidictatorial y Cine Forum, hicimos el viaje a Santiago el día martes 24 de septiembre recién pasado, donde solicitamos ser incorporados a ese Recurso de Protección. Ahora estamos esperando la respuesta de los Tribunales, o sea de la Corte de Apelaciones, para ver si nuestra solicitud es declarada admisible. Eso implica una serie de expectativas, ya que empiezan los alegatos en relación a la respuesta que tiene que dar el Ministerio de Defensa y la Comandancia en Jefe de la Armada. Si esto fuera rechazado, se apela y se va a la otra instancia superior.                                                                                                                                                                    

GuiPero este paso que se ha dado es un elemento concreto, un fruto que se ha cosechado en esta larga y perseverante lucha por la memoria y los derechos humanos, que nos impulsa a seguir adelante con esta praxis de memoria viva y activa, como la definimos nosotros.”

Guillermo Correa Camiroaga, Valparaíso 11 octubre 2019

Museo de la Memoria lanza “El libro interminable, para que nunca perdamos la memoria”

11 de Septiembre 2019

Bajo el nombre “El libro Interminable, para que nunca perdamos la memoria”, la publicación busca hacer frente a aquellos discursos que proponen dar vuelta la página respecto a los hechos históricos vividos durante la dictadura chilena. Y desde este 11 de septiembre puede ser consultado en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos y en www.ellibrointerminable.cl

La publicación, lanzada recientemente por el Museo, recorre los 17 años de dictadura en 28 capítulos que hablan sobre la quema de libros, el exilio, la censura en la prensa, la resistencia de los movimientos de mujeres, la artesanía carcelaria y tantos otros tópicos de nuestra historia reciente.

Este libro circular busca visibilizar las violaciones a los derechos humanos cometidos entre 1973 y 1990 por la dictadura de Augusto Pinochet. Además de hacer un llamado a no dar vuelta la página, de manera de enfrentarnos siempre a nuestra historia, evitando que esta se repita.

Francisco Estévez, director ejecutivo del Museo de la Memoria, comentó que “al dar vuelta cada una de sus páginas, siempre nos enfrentamos a nuestra propia historia como país. Son diversos los relatos que van dando cuenta de aquellos hechos que no debemos olvidar”.

Ex prisioneros políticos también se hacen parte del recurso que busca remover la estatua de José Toribio Merino

La abogada del caso, Karinna Fernández, en conversación con El Desconcierto explicó que «justamente su legitimidad para hacerse parte en el recurso, surge de su calidad de ex prisioneros y prisioneras políticas de la primera zona naval».

Por Nico Romero / 24.09.2019

a semana pasada se interpuso un recurso de protección por parte de Luis Mariano Rendón, contra el Ministerio de Defensa y la Armada de Chile, por la persistencia de la estatua que homenajea al ex miembro de la junta militar, José Toribio Merino, en el Museo Naval de Valparaíso.

Este lunes, pasadas las 11 de la mañana, ex presos y presas políticas de la primera zona naval, que fueron víctimas de tortura por funcionarios de la Armada de Chile durante la dictadura, se hicieron parte del recurso ,firmando el patrocinio del caso en la Corte de Apelaciones.

La abogada del caso, Karinna Fernández, en conversación con El Desconcierto, explicó que “justamente, su legitimidad para hacerse parte en el recurso, surge de su calidad de ex prisioneros y prisioneras políticas de la primera zona naval”.

“El hecho de que exista una estatua de quien ordenó su represión, los lesiona en su integridad personal. Estas personas son víctimas de torturas, específicamente, de la Armada de Chile. Todos fueron secuestrados por funcionarios de esa institución y llevados a recintos en la V región. Ese es el origen de la lesión a uno de sus derechos constitucionales que permite dar origen al recurso”, agregó la jurista.

Además, Fernández destacó que “este es un recurso que se hace contra autoridades estatales, tanto al Ministerio de Defensa como la Armada de Chile, en años en que uno espera que ya debiera haber una evolución en términos de derechos humanos”.

“Lo que buscamos con esta acción es justamente que se comprenda por parte de las autoridades judiciales y especialmente de las autoridades estatales, lo que significa la reparación a las víctimas de la dictadura y que no se pueden homenajear a los responsables de delitos de lesa humanidad, que son de carácter permanente”, concluyó la abogada.

“Desmonumentar la dictadura”

El vocero del grupo de ex prisioneras y prisioneros políticos, Nelson Cabrera, explicó a El Desconcierto que “hace seis años, a través de la agrupación Cine Forum, iniciamos lo que llamamos desmonumentar la dictadura y monumentar la memoria. Esto va desde pedir la remoción de la estatua de Merino, hasta cambiar la Constitución del 80′”.

“Para nosotros es un agravio, porque él es el que inició el golpe, es un asesino que se conectó con los civiles para conspirar contra el gobierno de Allende. Además, donde está ubicada la estatua, el Museo Naval, fue un centro de torturas y acopio de presos. Eso no aparece en registros”, agregó Cabrera.

En ese sentido, el ex prisionero también detalló que “para esta acción, vinimos ocho personas. De los cuales hay dos marinos constitucionalistas y antigolpistas presos en agosto del 73′. También gente que estuvo detenida en La Esmeralda, más otros que fueron parte de la resistencia y menores detenidos reconocidos por la Ley Valech”.

Finalmente, concluyó que la no remoción de la estatua de Merino “es una agravio porque si todos estos tipos que propiciaron el golpe estuvieran vivos, estarían presos por delitos de lesa humanidad, por secuestro y tortura”.

Te puede interesar: “Armada defiende decisión de no retirar estatua de José Toribio Merino del museo naval de Valparaíso”

crímenes de lesa humanidadderechos humanosdictadura militarestatuajosé toribio merinohttps://www.eldesconcierto.cl/2019/09/24/ex-prisioneros-politicos-tambien-se-hacen-parte-del-recurso-que-busca-remover-la-estatua-de-jose-toribio-merino/

La Labor de Ciudadanos por La Memoria. Historiador Sergio Grez.

Sergio Grez conversó con Paula Campos y Claudio Medrano en Radio Universidad de Chile sobre la labor de Ciudadanos por la Memoria.

En este diálogo se abordaron temas como:

– carácter de la transición chilena como marco explicativo general de la porfiada persistencia de múltiples signos de glorificación de la dictadura chilena y de violadores de Derechos Humanos.

– complicidad de personajes del mundo «progresista» en la mantención de estos homenajes oprobiosos.

– la formación y trayectoria de Ciudadanos por la Memoria

– victorias obtenidas en la campaña por la erradicación de estos signos de glorificación: cambios de nombres de la Avenida 11 de septiembre (Providencia) y Almirante Gotuzzo (Santiago) por Avenida Nueva Providencia y Amanda Labarca, respectivamente.

– tareas en curso de Ciudadanos por la Memoria: estatua  a Merino en Valparaíso, calles y plazoleta en homenaje a uniformados golpistas en comuna de Macul, villa «Presidente Pinochet» en comuna El Bosque, etc. Acceso al audio:

https://drive.google.com/file/d/1-fIRNHTRrYPQW6tVZu1NCT_dUCQZxojm/view?usp=sharing_eil&ts=5d714cc8




Sintoniza con la Memoria

Museo de la Memoria prepara retransmisión del Golpe de Estado de 1973

By El Clarín de Chile  Septiembre 09, 2019  

Con la campaña Sintoniza con la Memoria el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos transmitirá en tiempo real el minuto a minuto del golpe de Estado en Chile, tal como se escuchó hace 46 años.

La radio fue el único medio de comunicación en registrar las primeras señales del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, entregando información que tiempo después se convertiría en parte importante del patrimonio político y cultural del país.

 Y este 11 de septiembre, cuando se conmemoran 46 años del golpe de Estado en Chile, miles de personas podrán volver a escuchar de manera cronológica los sucesos ocurridos el día que marcó nuestra historia, a través de archivos radiales de la época que son parte de las colecciones del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

La campaña, desarrollada junto a la agencia Wolf BCPP y lanzada por primera vez en septiembre de 2018, logró llegar a cerca de 4 millones de personas en el marco de los 45 años del golpe de Estado en Chile, recibiendo importantes galardones, entre los que destacan el León de bronce del Festival Internacional Cannes Lion 2019, en la categoría Innovación en Radio y Audio; y Grand Prix y Oro en categoría Radio, Media, Branded Content y mejor uso de audios en el Festival de Publicidad Achap 2018.

 La transmisión podrá ser escuchada en tiempo real en el Museo de la Memoria, a través de Facebook Live (Museo de la Memoria Chile) y en www.sintonizaconlamemoria.cl .

Hoy despedimos a nuestro camarada y amigo Ramón Luciano González Larenas,Q.E.P.D.

En el día de hoy, 1° de septiembre de 2019 falleció nuestro camarada Ramón Luciano González Larenas en el Aeropuerto de Santiago al regreso de un viaje que había realizado a Suecia. Nuestras condolencias a su familia por tan trágica pérdida. Ramón fue detenido torturado y condenado por sus principios fieles a la Constitución en defender la Carta Magna y al Gobierno legítimamente constituído. A fines de 1973, la Armada, a través del Comandante en jefe de la Primera Zona Naval Contralmirante Daniel Arellano Mac Leod da a conocer la nómina de los detenidos, reos y procesados en Valparaíso y Talcahuano, entre ellos Ramón Luciano González Larenas, Operario Tercero, ASMAR Talcahuano. Adios camarada. Con tu muerte navega parte de nuestra historia. «Marineros Constitucionalistas de Chile».

De pié . Primero de Izquierda a derecha. Encuentro de Marineros Constitucionalistas Estocolmo 1977


De pié. Segundo de derecha a Izquierda. Encuentro de marineros Constitucionalistas Parque Cultural Ex-Cárcel de Valparaíso abril 2019.

Los funerales se realizaron el martes 3 de septiembre a las 13.00 hrs. en el Crematorio del Cementerio Parque del Mar, camino a Con Con.
Oratoria de despedida Guillermo Castillo


Marineros Constitucionalistas asisten a la Ceremonia

El recuerdo de los desaparecidos y desaparecidas

El recuerdo de los desaparecidos y desaparecidas, es un deber moral. Por Enrique Villanueva. Militar en retiro

  •  30 agosto 2019

«¡¡Ni perdón ni olvido, justicia!!» una consigna valida y pertinente, que ha recorrido el mundo entero y que resume el compromiso de no olvidar nunca a los compañeros y compañeras que cayeron en las manos del terrorismo de estado, luchando por un país distinto, inclusivo y mas igualitario. Por ello, es un deber moral exigir la verdad de lo que  pasó con ellos y es un compromiso para con sus familiares y cercanos, de quienes reconocemos en cada uno de ellos y ellas, el esfuerzo y el sacrificio que hicieron para oponerse y resistir a la dictadura.

Los que fueron asesinados, asesinadas, desaparecidos y desaparecidas, fueron jóvenes que pusieron en riesgo sus vidas por el amor a su pueblo, es algo necesario de recordar, a quienes han caído en la amnesia colectiva. Ellos y ellas fueron hechos desaparecer en un país, que en esos años, era un territorio ocupado militarmente, donde no había estado de derecho y diezmado por la represión política.

Inmoral resulta escuchar entonces, a quienes  por distintos medios pretenden ignorar esa realidad, argumentando que la democracia se conquistó solo por la gracia de acuerdos políticos entre cuatro paredes y con la propia dictadura. Por el contrario, la democracia que vivimos hoy costó mucho y también sangre de patriotas. Costó muchas lágrimas y sufrimientos de las madres, las esposas, las hijas de los héroes conocidos o ignorados que ofrendaron sus generosas vidas en aras de nuestra libertad. 

Cuarenta y seis años después del 11 de septiembre de 1973, es pertinente rendir un homenaje a las mujeres y a los familiares de nuestros compatriotas asesinados, asesinadas, desaparecidos y desaparecidas, un reconocimiento a los cientos de mujeres que día a día y por muchos años esperaron largamente el retorno de un hijo (a), de un esposo (a) desaparecido (a). Es necesario, porque el  olvido y la impunidad olvida o relativiza y a veces  naturaliza, el dolor y el drama que vivieron cada una de las esposas, esposos, hijos, hijas, quienes llegaban a las puertas de los centros de  detención, cuarteles militares, a veces recorriendo largas horas de camino, para recibir como respuesta una burla o un “no está aquí”, sin mas argumentos. 

Se suma a esto, la esperanza perdida, que el tiempo esfumó, por las promesas incumplidas durante los gobiernos post dictadura, los que hasta hoy han sido incapaces de exigir la verdad escondida en la distorsionada memoria de torturadores o mandos militares de la época, cómplices civiles y militares. Más aún, se le agrega a ello, la indolencia de los gobiernos de los últimos treinta años, para con los sobrevivientes de la dictadura, ex presos políticos, los que enfrentan situaciones de marginalidad y pobreza, con pensiones de hambre y sin que se cumpla el mínimo requisito exigido por el mandato de Naciones Unidas, de una reparación justa por los daños morales y físicos causados.

Por todo esto, olvidar o dejar que la historia pase por nuestro lado, no es opción para construir un país sano, el derecho a la verdad,  a la justicia, a la reparación, van de la mano para construir un país inclusivo, más igualitario y para cambiar una sistema económico y social que se construyó por medio de la violencia. Una sociedad en la que los derechos humanos no tienen otra consideración más, que como una estrategia discursiva, como un derecho subjetivo, que no se traduce en normas ni obligaciones y que vulnera los derechos ciudadanos en todos los ámbitos de la vida diaria.

Por el contrario, el derecho objetivo ha dictado normas, como la ley de amnistía y ha permitido que se mantenga el pacto de silencio, que favorece hasta el día de hoy, a militar y civil comprometidos con crímenes de lesa humanidad y que  algunos de ellos nunca fueron juzgados. Lo obrado, el haber juzgado y encarcelado a una parte mínima de los perores asesinos militares, autores y cómplices de los crímenes más bárbaros que en este país se cometieron en toda su historia, no fue ni es suficiente, porque al cabo del tiempo dejan sin resolver el problema mayor y más importante para la sociedad en su conjunto, el ocultamiento de la verdad y de las consecuencias de la represión que ellos llevaron a cabo, dejando la puerta abierta para su repetición en el tiempo. 

Una consecuencia directa de la ambigüedad para tratar el tema de las violaciones a los derechos humanos, lo que excede el ámbito puramente e judicial es la reaparición y con relativa fuerza, de quienes se declaran de manera abierta u oculta seguidores del “dictador y de su obra”. Defendiendo una institucionalidad dictatorial que es contraria, en su esencia, al Estado de derecho, a las elecciones libres, a la libertad de opinión y participación política, los que determinan la democracia moderna.

Ha pasado el tiempo y el olvido ha nublado la visión del pasado, vivimos exigidos por la contingencia de un sistema  que nos lleva día a día a la miseria, económica, política y moral, exigiéndonos mirar hacia delante y dejar atrás lo vivido. Pero las justas reivindicaciones exigidas por los chilenos y chilenas consientes continúan y continuaran siendo enarboladas hoy y mañana: Que las FFAA entreguen la información que permita, a los familiares de detenidos desaparecidos, conocer el paradero de los restos de sus seres queridos. Que se degrade a los militares involucrados en crímenes de lesa humanidad. Que se repare el daño causado a los miles de chilenos y chilenas  que fueron víctimas de la represión y del terrorismo de estado. Que se reconozca y dignifique la actitud de los militares que se opusieron al golpe de estado de 1973 y su papel ejemplarizador, para las nuevas generaciones de Oficiales y Suboficiales. Que se reconozca oficialmente a los hombres y mujeres que murieron luchando en contra de la dictadura.

Todo esto es necesario porque el derecho a la verdad, que afecta principalmente a las víctimas de las violaciones a los derechos humanos, cometidas bajo la dictadura, se fundamenta en el respeto de la dignidad de la persona humana, que no sólo ha sufrido la vejación y vulneración de su dignidad. Sino que, además, por el transcurso del tiempo, la distorsión de los hechos producida por la propaganda oficialista, la falta de justicia oportuna y la paulatina desaparición de los actores, han generado un ambiente de impunidad cuyo efecto principal es una nueva vulneración de la dignidad de las víctimas, para quienes una reparación eficaz del daño causado, es parte del reconocimiento de la verdad de los hechos acaecidos.

Ni perdón ni olvido

La deserción de un iracundo izquierdista


Oscar Guillermo Garretón, en sus tiempos cuando usufructuaba de su militancia en el PS

By Juan Pablo Cárdenas  Junio 28, 2019  

Pocas veces he repudiado a los que se cambian de bando político o se desencantan de la política. Siempre puede haber razones para evolucionar o rebobinar, pero creo que para todo en la vida hay que tener estilo y oportunidad.

Oscar Guillermo Garretón ciertamente debió haber abandonado el Partido Socialista apenas regresó a Chile después de su exilio, pero era hora de sacarle dividendo a su diáspora y prefirió seguir militando en la colectividad de Allende hasta hace pocos días. Ya camino a sus 80 años debe asumir que le será difícil obtener algún cargo público, además de que se sospecha ha acaudalado una más que suficiente fortuna, por lo que no debe necesitar de nuevos cargos políticos. Salvo la posibilidad de que se le asigne alguna embajada, medalla que en Chile constituye una de las últimas charreteras civiles del llamado “servicio público”.

Aunque lo divisé en mis tiempos de universitario como uno de los más vociferantes izquierdistas, recién lo llegué a conocer en La Habana, donde se había instalado con camas y petacas como exiliado. Mal que mal, fue reconocido por la Dictadura Militar como uno de los más peligrosos enemigos y justo entonces el privilegio de ser acogido solidariamente por Fidel Castro. El había fundado el MAPU, partido vanguardista que se escindiera de la Democracia Cristiana para pasar a formar parte rápidamente del gobierno de la Unidad Popular. Dicho sea de paso, esta entidad a poco andar se escindió y don Oscar Guillermo Garretón se puso a la cabeza de la fracción más rebelde o termocéfala, a la que le desagradaba, por supuesto, la revolución burguesa “con vino y empanadas” propiciada por el extinto Presidente. Por lo mismo, fue uno de los hombres más buscados por la Dictadura y su rostro apareció junto al de Carlos Altamirano y otros dirigentes izquierdistas en las portadas de El Mercurio, matutino que entonces propiciaba rabiosamente estas cacerías políticas.

Ya antes de volver al país, su conducta era muy cuestionada por las organizaciones disidentes de la Dictadura. Precisamente en Buenos Aires, a donde se trasladó, se le observó sacudiéndose de todo vestigio izquierdista , como de su innegable responsabilidad de haber animado, al igual que otros dirigentes, a no pocos jóvenes a retornar clandestinamente al país, muchos de los cuales fatalmente perdieron sus vidas, fueron encarcelados y torturados. Para posteriormente ser sepultados por la indiferencia de sus mentores apoltronados en el poder.

Ya a esta altura, el propósito de Garretón era mutarse en empresario. Lo que consiguió a lo largo de muchos años de obsecuencia ante el poder patronal, y pese a ser arrestado por largos meses en la Cárcel de Valparaíso, procesado por su presunta conspiración con otros dirigentes políticos y personal de la Armada en plena Unidad Popular. Una típica manifestación del “infantilismo revolucionario” que le cobró un alto precio a la solvencia democrática de Allende y le diera “argumentos” a la asonada militar de septiembre de 1973. En este presidio es que volví a verlo y ser acogido por la hospitalidad de los presos más antiguos como él, pero allí no alcancé a darme cuenta de cuánto habrían cambiado sus convicciones. La rutina allí era la de comer, respirar y pelear con los abogados para que nos excarcelaran lo antes posible.

Seguramente este transformismo ideológico de Garretón estuvo acicateado por su relación sentimental con una destacada periodista de derecha y vinculada al diario de Agustín Edwards. A través de las columnas que este periódico y La Tercera le publican constantemente hemos podido comprobar su realineamiento político, coincidente con que nunca en todo este tiempo fuera visto en las tupidas manifestaciones callejeras, en la Villa Grimaldi y otros centros que honran la memoria de los combatientes que cayeron o fueron sometidos a tantos tormentos.

Finalmente, después de librarse del prescrito juicio por sedición siguió el camino de otros mapus y ex socialistas que se encumbraron en los cargos públicos y, más temprano que tarde, terminaron asesorando e intentando sus primeros negocios de la mano de aquellos poderosos empresarios que los recibieron como verdaderos hijos pródigos.

Nombres abundan, en realidad, entre los desertores, pero el caso de don Oscar Guillermo debe ser uno de los más repugnantes por su soberbia en extender su militancia en el socialismo y recién renunciar ahora con publicidad, bombos y platillos mercuriales y televisivos.

Por tercera vez, tuve la oportunidad de estar con él en el directorio de una editorial de derecha, de la cual alcancé a formar parte en la promesa de que se trataría de un esfuerzo ecuménico y tolerante. Pero este esfuerzo editorial se hizo humo en muy poco tiempo, pero lo importante es que allí, ante mi estupor y el de otras personas, oí a Garretón asegurar que las Fuerzas Armadas eran la columna vertebral de la historia republicana de Chile. Eso me convenció de no continuar en la Editorial y nunca más volví a ver al ex cabecilla del Mapu y ahora ex socialista. Salvo observarlo años atrás en una Ceremonia en el Salón de Honor de la Universidad Católica de Chile del brazo, ciertamente, de su nueva pareja.

En un excelente libro de Mónica Echeverría se detalla la trayectoria de este tipo de jacobinos del pasado devenidos en prósperos empresarios y asesores. Nombres abundan, en realidad, entre los desertores, pero el caso de don Oscar Guillermo debe ser uno de los más repugnantes por su soberbia en extender su militancia en el socialismo y recién renunciar ahora con publicidad, bombos y platillos mercuriales y televisivos. Muchos se fueron calladitos de los diferentes partidos, seguramente en mérito de un mínimo pudor y respeto por el pasado que abrazaron. Como es el caso del mismo senador Carlos Altamirano Orrego, que sin renunciar al PS, tuvo el buen gusto de rechazar cargos y distinciones de parte de los gobiernos de la Concertación. En mérito, como se dice de una abierta y descarnada autocrítica.

Crisis en el Partido Socialista y otros referentes existen desde siempre y no descubrimos razón alguna para que recién ahora don Oscar Guillermo Garretón pueda fundar su desafección con el socialismo criollo. Producto de la misma confusión del PS, es que todavía existen en esta colectividad otros guarecidos oportunistas que podrían ser expulsados ejemplarmente de sus filas, si es que este partido quisiera limpiarse realmente y servir a la transparencia. Porque si de impunidades se habla, lo primero es reconocer la que favorece a tantos personajes que todavía pululan por los cargos públicos y reciben nuevos nombramientos en el extranjero, después de su enorme responsabilidad en el quiebre institucional, político y moral de nuestro país. Cuyas funestas consecuencias se extienden hasta hoy, con tan larga y desnaturalizada posdictadura.

https://www.elclarin.cl/opinion/item/412-la-desercion-de-un-iracundo-izquierdista

Merkel recuerda a “patriotas” que intentaron matar a Hitler

ALEMANIA

Merkel recuerda a “patriotas” que intentaron matar a Hitler

“Hay momentos en que la desobediencia es obligatoria”, dijo la canciller, en un acto que marcó el debut público de la nueva ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer.

https://www.dw.com/es/merkel-recuerda-a-patriotas-que-intentaron-matar-a-hitler/a-49668069

La canciller de Alemania, Angela Merkel, rindió un homenaje este sábado (20.07.2019) a los miembros de la conjura militar que el 20 de julio de 1944, hace exactos 75 años, intentaron asesinar a Adolf Hitler. La autoridad germana calificó como «patriotas” a quienes organizaron el atentado, a los que ensalzó por haber actuado movidos por la «obligación a desobedecer” a la dictadura nazi.

«Hay momentos en que la desobediencia es obligatoria”, apuntó Merkel durante la ceremonia, realizada ante 400 nuevos reclutas del Ejército alemán, ensalzando la figura del coronel Claus Schenk von Stauffenberg, autor material del fallido atentado (consistente en la instalación de una bomba en una sala de reuniones de la Guarida del Lobo, uno de los cuarteles militares de Hitler) y rostro más visible de la conjura, conocida como «Operación Valkiria”.

La canciller llamó a «cuidar su memoria para que las lecciones de la historia no se desvanezcan” y recordó que el «derecho a la resistencia» en defensa del orden democrático está contemplado en la Constitución alemana, redactada cinco años después de la Capitulación del Tercer Reich, que se rindió ante los aliados en mayo de 1945.

Figura controvertida

En la ceremonia también participó la nueva ministra de Defensa de Alemania, Annegret Kramp-Karrenbauer, quien asumió esa cartera en reemplazo de Ursula von der Leyen, quien asumirá en noviembre al frente de la Comisión Europea. Kramp-Karrenbauer destacó que quienes participaron del intento de asesinato «fueron soldados modelos que se levantaron contra la tiranía”.

Stauffenberg es considerado un héroe de la oposición a Hitler surgida en la cúpula militar, mientras que los hermanos Sophie y Hans Scholl, dos estudiantes miembros del grupo Die Weisse Rose -La Rosa Blanca-, guillotinados en 1943, simbolizan la resistencia social. La figura de Stauffenberg genera controversia, pues algunos lo tachan de traidor, mientras otros sostienen que los conjurados no actuaron movidos por el horror ante la monstruosidad del nazismo, sino frustrados ante el discurrir de una guerra que veían perdida.

HÉROES FAMOSOS Y ANÓNIMOS: QUIENES RESISTIERON A HITLER

https://www.dw.com/es/merkel-recuerda-a-patriotas-que-intentaron-matar-a-hitler/a-49668069

DZC (EFE, dpa)


Coronel Claus Schenk von Stauffenberg

El hombre tras el atentado del 20 de julio
Claus Graf Schenk von Stauffenberg fue decisivo en el intento de golpe de Estado del 20 de julio de 1944. El oficial se dio cuenta en 1942 que no sería posible ganar la Segunda Guerra Mundial. Para proteger a Alemania del hundimiento, Stauffenberg y otros oficiales de la Wehrmacht decidieron intentar hacer caer el régimen de Hitler.
 
12345678910



Michel Nash, el conscripto que se rebeló en dictadura

CULTURA DERECHOS HUMANOS

Exposición revive la historia de Michel Nash, el conscripto que se rebeló en dictadura

Michel Nash, mi hermano. Ese es el nombre de la exposición que, hasta el 26 de julio se presentará en la Municipalidad de Recoleta. La muestra comprende diversas imágenes que dan cuenta de la vida del militante comunista que, siendo conscripto, se opuso a la violencia ejercida por los militares.

Abril Becerra

  Lunes 1 de julio 2019 18:23 hrs. 

La vista fija. Despeinado y con una sonrisa leve, contenida. Así luce Michel Nash en una de las imágenes incluidas en la exposición que, recientemente, inauguró la Municipalidad de Recoleta en su honor y que podrá visitarse hasta el 26 de julio en el primer piso del municipio.

Se trata de la muestra Michel Nash, mi hermano, que nació a partir de un trabajo en conjunto entre la familia Nash-Sáez, la Asociación de Fotógrafos Independientes de Santiago (AFI) y el Colectivo Memorial de Recoleta.

La exposición surgió en el marco de la conmemoración del aniversario número 65 del joven militante comunista, quien, al momento del Golpe de Estado, se desempeñaba como conscripto. En ese contexto, Nash se habría negado a dispararle a sus compañeros militantes, por lo que fue dado de baja y llevado hasta el campo de prisioneros de Pisagua. Entonces, tenía 19 años.

Paula Moraga, directora de la Corporación Cultural de Recoleta, indicó que la muestra responde a la necesidad de generar una línea de trabajo respecto del rescate de la memoria.

“Para nosotros su figura es fundamental, entrañable. Primero, porque Michel Nash fue un joven de esta comuna y, hasta hoy, su ejemplo nos enseña un camino a seguir: el de la verdad y la justicia respecto de haberse rebelado en contra de la autoridad a pesar de sus pocos años”, dijo.

Las imágenes presentes en la exposición fueron seleccionadas por las fotógrafas de AFI, Marcela Araya y Marucela Ramírez. Ambas abordaron el archivo fotográfico de la familia Nash- Sáez para descubrir la vida íntima del joven comunista: a través de ese ejercicio conocieron a una persona que iba más allá del mito de su muerte.

Desde ahí, ambas decidieron plantear, en la muestra, una línea curatorial basada en la vida de Nash.

“Quisimos orientar la exposición para celebrar su vida, el tiempo que lo pudimos tener con nosotros”, sostuvo Marucela Ramírez.

Además, la fotógrafa agregó que la exposición cruza diversos hechos que permiten contextualizar la vida de Nash.

“La muestra narra todos los acontecimientos políticos, tanto en Chile como en el lado árabe, porque su familia es descendiente de sirios. Entonces, están todos los hitos que lo marcaron, desde que nació hasta 1973”.

Por su parte, Marcela Araya indicó que las fotografías debieron ser restauradas para su presentación.

“El archivo fotográfico era enorme porque, a diferencia de muchas familias, tenían mucho material, desde que era bebé, hasta los 18-19 años, cuando parte al Ejército. Entonces, ahí empezamos a seleccionar fotos, ver qué era lo más importante e intentar también hacer una línea de tiempo para mostrar las diferentes etapas de su vida”.

“Ahí había fotos en diferentes estados. Entonces, hicimos la restauración, eliminando un poco las manchas que había. Fue un trabajo bien de chino, punto por punto, arreglando la foto para que estuvieran de la mejor calidad posible”, comentó.

El caso

Michel Nash nació en 1954 y vivió gran parte de su adolescencia en la zona de Santos Dumont en Recoleta. Ingresó al Partido Comunista a muy temprana edad, influenciado por su padre, quien también era militante. Cuando cumplió 18 años fue llamado a presentarse al Servicio Militar en el Regimiento Granaderos N°2 de Iquique.

Al momento del Golpe de Estado se negó a participar en los allanamientos en la zona. Inmediatamente fue trasladado, junto a otros detenidos, a Pisagua. Posteriormente, el 29 de septiembre de 1973 fue ejecutado junto a otros cinco prisioneros.

Luego de años de búsqueda de justicia, en 2016, el ex brigadier Alfonso Videla fue condenado a siete años de presidio efectivo por su muerte. No obstante, su cuerpo del joven aún está desaparecido.

Leila Nash, su hermana, se ha encargado de conservar su memoria.

https://radio.uchile.cl/2019/07/01/exposicion-revive-la-historia-de-michel-nash-el-conscripto-que-se-rebelo-en-dictadura/