Las primeras víctimas de la Junta en Chile

    Gracias a la gran solidaridad hacia los perseguidos políticos se convierte Suecia con el tiempo en el país de Europa con la diáspora chilena más numerosa fuera de América por razones políticas. El compromiso del Gobierno de Olof Palme y la ardua labor desplegada por su embajador en Santiago de Chile Gustaf Harald Edelstam logran rescatar y salvar muchas vidas de perseguidos, desterrados y condenados que después de cumplir sus penas en cárceles y campos de concentración encuentran refugio en este país. Suecia organiza centros de acopio para refugiados en diferentes regiones como Alvesta, Moheda por el Sur, en la región de Kronobergs y en Estocolmo por el Norte.

Es así que en este contexto logran encontrar refugio un grupo de marineros que se opusiera al golpe de estado en 1973 después de haber cumplido penas entre 3 y 5 años en diferentes centros de reclusión.

“Las primeras victimas de la junta militar chilena” titula el vespertino de mayor circulación en Suecia “Dagens Nyheter” en Septiembre de 1977.

En la foto un registro de una parte de estos marineros.

Arriba:

Ramón González Larenas (Q.E.P.D), Silverio Lagos Muñoz

Abajo:

Guillermo Vergara Díaz, José Velasquez Muñoz, Erasmo Aravena Gonzalez, Sergio Villar Veloso y Oscar Carvajal Gallardo.

https://es.wikipedia.org/wiki/Olof_Palme

https://de.wikipedia.org/wiki/Harald_Edelstam

https://es.wikipedia.org/wiki/Inmigraci%C3%B3n_chilena_en_Suecia