El marino antigolpista Víctor López ya no está con nosotros

By El Clarín De Chile  4 Octubre, 2021 

Con pesar, aplicamos la regla comunicacional que él practicó a menudo: primero la información precisa, esta vez triste: Víctor Alamiro López Zambrano, quien fue presidente de la Agrupación de Marinos Antigolpistas, falleció el primero de octubre en La Habana, después de hospitalizarse a causa de una neumonía pulmonar. Al día siguiente sus cenizas fueron esparcidas en el mar caribe, en presencia de su compañera, Niusha.

Víctor López ingresa a la Armada en 1969, cuando tenía 16 años. Termina la Escuela de Grumetes con notas de excelencia; como recompensa es seleccionado para ser parte de la dotación del buque escuela Esmeralda durante el viaje de instrucción de 1970. En el gobierno de la Unidad Popular es afectado al crucero Prat como marinero primero y adhiere a los grupos de marinos que buscan impedir el golpe de Estado, cuyos preparativos han detectado. Es detenido el 7 de agosto de 1973 y brutalmente torturado en el Fuerte Borgoño, en Talcahuano, junto a decenas de marinos antigolpistas. Después de tres años de cárcel, parte exilado a Noruega y luego a Cuba. Regresa a Chile y participa en el Frente Patriótico Manuel Rodríguez.

En 2002 es electo presidente de la Asociación de Marinos Antigolpistas que revindica reparación y derecho a jubilación. Los marinos constitucionalistas, en efecto, estaban privados de este derecho porque fueron detenidos días antes del golpe de Estado y la ley de exonerados sólo se aplica a partir del día.

Pese a que los gobiernos de la Concertación optaron por no responder a esta demanda, la Asociación de marinos consiguió un acuerdo con la Armada: se comprobó que la última cotización previsional databa de octubre 1973, lo que permitía registrar la baja de la Armada después del golpe y obtener así los derechos que tenían los otros exonerados.

Fue entonces cuando Víctor López recibió una llamado de la entonces subsecretaria Marina de Michelle Bachelet, Carolina Echeverría. Esta lo presiona para que, a cambio de la jubilación, los marinos antigolpistas retiren la querella por torturas contra la Armada. La directiva de la Asociación de marinos convoca una conferencia de prensa para denunciar las presiones de la subsecretaria. Clarín fue el único órgano de prensa que cubrió la noticia y publicó la carta firmada por Víctor López (más abajo).

Pese al silenciamiento mediático, esta carta reapareció en 2014 cuando Michelle Bachelet era presidenta electa y había vuelto a designar a Carolina Echeverría como subsecretaria de Defensa. El Mostrador confirmó su contenido pronto apareció que era hija de un torturador impune, capitán del Ejército. Estos dos hechos suscitaron su renuncia a la subsecretaría de Defensa, antes de asumir el cargo. En ese marco, Víctor López concedió una entrevista a CNN el 6 de marzo de 2014, donde presentó el tema brillantemente:

Posteriormente, Víctor López adhirió al colectivo Ciudadanos por la Memoria, cuyo objetivo es retirar de los espacios públicos los signos que exaltan la dictadura y participó en varias ocasiones en las manifestaciones que se efectúan los 11 de cada mes en el paseo 21 de mayo en Valparaíso, para exigir el retiro del monumento a Toribio Merino del recinto naval donde fue instalado.

El legado de este marino antigolpista –o al menos una buena parte– quedó registrado en la entrevista que fue publicada en el libro “Testimonios de militares antigolpistas” donde, entre otros marinos, relata su vida en la Armada y su oposición al golpe. Un extracto:

– ¿Cuáles eran las reivindicaciones más sentidas, lo que se planteaba, aparte de impedir el golpe de Estado? Según ustedes ¿cómo tenía que ser la Marina?

“Mira había cosas muy generales que, en algún momento dado, se discutieron. Dentro de toda esta dinámica que se dio se discutieron cosas más de fondo. Por ejemplo, nosotros expresábamos que por qué tenía que haber una diferenciación entre oficial y tropa, por qué no puede haber una escuela única, donde los más capaces puedan llegar a ser oficiales y puedan llegar a tener el mando de la institución. Por qué nosotros nacimos dentro de la institución limitados. Esa era una de las cosas que a nosotros nos preocupaba. Por otra parte, nosotros veíamos que dentro de los distintos estamentos había discriminación, una discriminación mayor con determinado grupo de gente que con otra, se daba mucho dentro de las especialidades; o sea, no es lo mismo ser electrónico que ser maniobra; no es lo mismo ser maniobra que ser lavandero, o sea, siempre había una disposición a denigrar a aquel que tenía menos capacidad. Entonces nosotros siempre nos consideramos iguales éramos todos tropa, para todos nosotros todo era lo mismo. Y eso era un adoctrinamiento permanente dentro de lo que era la formación, que nos daban los oficiales, de que siempre a alguien tenía uno que cargarle la mata. Bueno, esa era una de las cosas que nos preocupaban. Lo otro era que nosotros siempre aspirábamos a que los títulos nuestros, que podíamos obtener dentro de la institución fueran reconocidos. Porque nosotros cursábamos especialidades dentro de la institución, pero no tenían ninguna validez en la vida civil”.

Otras mujeres y hombres, sin duda, tomarán estas banderas legadas por Víctor López. La entrevista completa se puede leer en el libro “Testimonios de militares antigolpistas”, descargable en:

https://www.centrobarrosarana.gob.cl/622/w3-article-94060.html?_noredirect=1

VÍCTOR LÓPEZ ZAMBRANO (al centro) hablando en una actividad de los Marineros Constitucionalistas del cual fue su presidente. Ciudadanos por la Memoria, colectivo al que perteneció hasta su muerte, le rinde un sentido homenaje. ¡Honor y gloria a este gran luchador social!