Campo de Concentración «RITOQUE»

Ministro Jaime Arancibia realiza inspección ocular en campo de concentración de Ritoque

Publicado el 25 Enero 2019

ESCRITO POR GUILLERMO CORREA CAMIROAGA

El Ministro en Visita exclusivo, Jaime Arancibia, que lleva adelante los casos de violaciones de Derechos Humanos en la V Región, realizó este jueves 24 de enero 2019 una inspección ocular al Campo de Concentración de Ritoque, acompañado de personal de la PDI (Policía de Investigaciones), integrantes de organizaciones de Derechos Humanos y dos ex Prisioneros Políticos que estuvieron detenidos en este recinto: MIGUEL LAWNER STEIMAN, de profesión Arquitecto, que fue Director de la CORMU (corporación de Mejoramiento Urbano) durante el gobierno de la Unidad Popular, y SERGIO VUSKOVIC ROJO, Académico y Escritor, Alcalde de Valparaíso hasta el Golpe de Estado de Estado de 1973.

Esta diligencia realizada por el Ministro Jaime Arancibia tiene un significado muy especial, ya que con ella completa el circuito de inspecciones oculares realizado a los Campos de Prisioneros Políticos emblemáticos de la V Región, que iniciaron con la Academia de Guerra y continuaron con el Cuartel Silva Palma, el Buque Escuela Esmeralda, el  Campo de Concentración de Colliguay, el Campo de Concentración de Puchuncaví ,y culminó ahora con la diligencia en el Campo de Concentración de Ritoque.

Pese a que se han destruido todas las construcciones existentes en este sitio para eliminar cualquier evidencia, lo que ha sido una acción permanente y concertada llevada adelante por parte de las instituciones armadas buscando borrar la memoria, hoy fue todavía posible encontrar algunos elementos y vestigios arquitectónicos como radieres, losas o cementos,  tubos de desagües correspondientes a la zona en donde funcionaban los baños, e incluso restos de un par de pilones de madera en donde estaban asentadas las cabañas.

El Campo de Concentración de Ritoque queda ubicado en la Comuna de Quintero. Funcionó como recinto de prisión y tortura entre los años 1974 y 1975 en el lugar donde se había construido uno de los Balnearios Populares creados por el gobierno del presidente Salvador Allende. Este lugar de prisión y tortura fue administrado por personal de la FACH (Fuerza Aérea de Chile) de la Base Aérea de Quintero, pero  participaron como carceleros personal del Ejército, Carabineros y la Armada, los que se iban rotando en la tarea de la custodia. En este recinto estuvieron detenidos altos personeros del gobierno de la Unidad Popular, muchos de los cuales habían estado previamente prisioneros en Isla Dawson.

Los testimonios entregados por Miguel Lawner y Sergio Vuscovic, pese a sus avanzadas edades, 90 y 88 años respectivamente, fueron de una claridad y precisión contundente, lo que permitió que la diligencia realizada por el Ministro Jaime Arancibia fuera todo un éxito.

Don Sergio Vuscovic, en parte de su testimonio manifestó:

“Por aquel lugar estaban los barracones, unos cinco o seis. Todo el lugar estaba rodeado de un cerco de madera de unos tres metros de alto(…) Nosotros llegamos siete desde Valparaíso, nos trajeron de noche, me recuerdo de Pedro Felipe Ramírez, Luis Vega, que era abogado de la Intendencia, Leopoldo Zulgevic, Superintendente de Aduanas, Maximiliano Marholz, otro compañero de apellido Pinto, de la ENAMI(…)(…) aquí más o menos habíamos unas doscientas personas, estábamos los que habíamos sido funcionarios del gobierno o parlamentarios, y nos tenían separados del resto de los prisioneros con vallas de madera, que eran altas(…) cada 15 o 20 días cambiaban los guardias y se turnaban de cada una de las ramas de las Fuerzas  Armadas y Carabineros(…) Yo saqué la cuenta que aquí en Ritoque estuve 447 días detenido…”

Interviene el otro testigo, Miguel Lawner, para hacerle entrega al Ministro de una carpeta con documentos, registros fotográficos y detallados dibujos elaborados por el mismo, que dan cuenta de las diferentes construcciones existentes en el lugar, como también de la manera en que vivían al interior de las cabañas, incluyendo  numerosos retratos de los prisioneros que estuvieron detenidos en el período en que permaneció allí. Luego comienza a entregar su testimonio, expresando:

 “Este documento lo hicimos cuando todavía estaban las cabañas en pie. Incluimos la nómina de todos los que habíamos estado detenidos aquí, del grupo nuestro digamos. Acá están las fotos en donde se ve cómo estaban las cabañas en pie. En esta otra fotografía hay una vista interesante, porque se ven todas las cabañas (…) Acá se ve el comedor, y esta era la cocina, que es donde estamos parados ahora. Esto fue el 11 de diciembre del 85, con motivo de celebrar el Día de los Derechos Humanos, que es el 10 (…)Acá en este otro documento yo hice un croquis con la posición de las cabañas, los baños y las otras construcciones.

“Ahora le voy a mostrar una foto en donde esta retratado mi ilustre amigo Sergio Vuscovic . Primero, en este retrato de acá está don Orlando Letelier sentado afuera de la cabaña, y  este dibujo lo hice el 03/9/74. En este otro dibujo, al interior de la cabaña, aparece don Sergio Vuscovic. Se puede ver que había dos literas aquí y otras dos al frente. Por acá otro par de literas. En este dibujo están Orlando Cantuarias, Jorge Montes, Aníbal Palma, Fernando Flores, Carlos Matus, Sergio Vuscovic, Hernán Soto, aquí está Luis Corvalán, Daniel Vergara, y aquí estoy yo, se ven solo las rodillas mías y estoy dibujando.”

 

Luego Miguel Lawner  recorrió todo el sector junto al Ministro y las personas presentes en esta diligencia para, con un croquis en la mano confeccionado también por él mismo, ir corroborando los distintos espacios en donde se levantaban las construcciones.  Se detiene cada cierto tiempo para continuar con su testimonio:

 (…) Esa era la entrada principal, acá estaba la Comandancia y a la derecha estaba la primera torreta de vigilancia y la otra estaba por ese otro lugar, por allá al final. Entonces, allá estaba la Comandancia, el Casino y la Cocina, por acá empezaban las cabañas y la nuestra estaba antes de esta lomita, aproximadamente en esta disposición. Esta era la primera cabaña y allí donde se ve un poco levantadito estaba el cuerpo de baños que teníamos, porque las cabañas no tenían baños. Había baños colectivos con lavaderos (…) cada cuerpo de las cabañas tenía 8 unidades de dormitorio, cada dormitorio podía estar equipado para 4 o 6 personas. O sea hasta 48 personas en cada cuerpo de cabañas. Como había unos 8 cuerpos de cabañas, eso da un total de aproximadamente 400 personas, que era la capacidad con la que fueron concebidas para Balneario Popular (…) Nosotros, los que éramos altos funcionarios de la Unidad Popular estábamos en este sector y separados por alambres de púas estaba el otro sector donde estaban los otros compañeros prisioneros (…) Por este otro lado quedaría la cancha deportiva que nosotros hicimos y hacia allá el patio de formación.”

La comitiva continúa avanzando en el terreno, desplazándose hacia unos pilotes de madera ubicados en las cercanías, pero Miguel Lawner dice que son recientes y no corresponden a las cabañas, “ya que están asentados sobre cemento y los pilotes de las cabañas nuestras estaban enterrados solo en la tierra”….

De repente se detecta en medio de unos matorrales  un resto de un pilote antiguo de madera, distinto a los observados anteriormente. Al despejar la maleza alrededor del mismo se puede ver que está directamente enterrado en la tierra, sin vestigios de cemento, lo que permite pensar que se trate de uno de los pilotes donde se asentaban las cabañas. Más adelante, siguiendo la misma dirección, se encuentra otro trocito de pilote de características similares, ante lo cual Miguel Lawner  expresa que “como dije anteriormente los pilotes nuestros no estaban sobre base de hormigón y este efectivamente no lo tiene, así es que es posible que sea un vestigio antiguo correspondiente a las cabañas existentes acá…”

Miguel Lawner continúa con su relato, agregando:

“Teniendo en cuenta la dirección de la barraca, los baños deberían estar por acá y claro, es muy probable que los baños estuvieran con radier (…)“en este otro sector estaba la reja que nos separaba de los otros compañeros. Este campo estaba bajo la tutela de la FACH, de la Base Aérea de Quintero, porque nuestras compañeras tenían que ir antes por allá para venir después a visitarnos.”

Al final del recorrido se llega a un sitio en donde existe un espacio muy bien delimitado, con una base de cemento en donde se pueden apreciar resto de tubos de desagües y trozos de fierro retorcidos que formaban parte de las divisiones entre los distintos baños, lo cual es corroborado por las declaraciones del testigo.

Se le consulta a Lawner respecto de una fuga que se habría producido desde esta prisión, lo que constituye un hecho relevante y particular ocurrido en un Campo de Concentración de la dictadura en esos años, y responde que: “ Efectivamente fue así, un compañero se fugó desde acá y en abril va a salir un libro donde está muy bien contada esta situación. Es un libro que editó la familia del doctor Hugo Behm, que estuvo detenido con los compañeros acá y él escribió varios cuentos sin que la familia supiera. El doctor se fue exiliado a Costa Rica, allá ayudó mucho en la Salud Pública y falleció el 2011.Después de fallecer, la familia encontró que él había escrito como unas ocho historias  , una de los cuales relata la fuga del compañero que se evadió con todo detalle. Salió vestido de mujer con su compañera que lo había venido a visitar y que le había traído una muda.”

Finalmente, Miguel Lawner  concluye su testimonio manifestando:

“Estamos en un momento significativo para nosotros, reivindicando la historia, con Ministros conscientes de lo que esto significó para nosotros y nuestras familias.”

Guillermo Correa Camiroaga, Valparaíso 24 de enero 2019

https://www.elclarin.cl/web/noticias/politica/28265-ministro-jaime-arancibia-realiza-inspeccion-ocular-en-campo-de-concentracion-de-ritoque.html