Funas

Funa a Merino – Fuera la estatua de Merino

Miembros de la agrupación antigolpista (AMA)

Funa Arancibia y estatua Merino

Actualidad

En esta página encontrarás temas actuales relacionados con la marinería constitucionalista.

 

 

 

 

 

Documental fotográfico Cárcel Valparaíso

El 22 de agosto del 2000 el marinero constitucionalista Mario Cordero Cedraschi, quien haya estado preso en esta Cárcel, en una visita al puerto se encuentra con la sorpresa que había quedado fuera de servicio.
Para mayor sorpresa, la entrada principal estaba abierta. Le pregunté a un gendarme que deambulaba en su interior; si se podía entrar y un poco inseguro me contestó que sí; «esto de seguro que lo van a demoler » me dijo, yo agregué; si me permitía rodar un film con la cámara que portaba…sí, sí, entre ni un problema.
Esta es la entrada al pabellón del penal desde el patio de la guardia. Exactamente después de 24 años el mismo día y el mismo mes en que quedara en libertad en 1976, entraba nuevamente acompañado de mi esposa al penal, quien documentó con fotos esta inesperada visita.
Lo primero que hice fue visitar mi ex-celda y dar una ronda por la tercera galería, que fue el lugar que habitaron los presos políticos que provenían del Silva Palma, Academia de Guerra y de campos de concentración de la zona.
Desde esta perspectiva un día por la mañana se me aparece » EL Loco Lillo » quien se encarama por sobre la baranda y me observa con su mirada perdida, me acerqué lentamente hacia él y le tendí la mano para que regresara…se desprendió y cayó al vacío con un rebote de espalda en la baranda de la segunda galería dando una voltereta violenta para descender de cabeza al pavimento. QEPD
Estos son los «Lavabos» de la tercera galería
Desde la primera galería, me dirijo al lugar de castigo, es decir la cárcel dentro de la cárcel la cual tuve el » privilegio » de habitar un mes de diciembre.
Esta es la entrada al temido «Submarino». Cuando estuve acá, habían otros 4 presos comunes castigados, todo oscuro, un olor pestilente por la falta de higiene, pero mucho respeto al preso marino que ingresaba.
Tratando de ver algo al interior del «Submarino»
Este es el lado posterior del Penal donde estaban recluido los menores de edad. Una vez por castigos físicos a los presos políticos se nos acusó de amotinarnos por negarnos a obedecer un picadero. Allí llegó la infantería de marina de las salinas a maltratarnos y posteriormente nos aislaron acá por un tiempo sin visitas. La noticia salió en El Mercurio de la época.
Este es el Patio de Visitas,, de la cuenta, de los partidos de football, de las partidas de ajedréz, de las caminatas de ida y de vuelta, de los romances en las visitas y de las sentadas al sol
Las huellas del pasado

Comandante del Crucero Latorre Carlos Fanta Núñez

Fecha: Mon, 5 May 2003 17:00:49 -0400
De: Instituto Cono Sur
Asunto: CHILE: ACLARACION SOBRE EL PAPEL DEL COMANDANTE DEL CRUCERO «LATORRE»

Agradecemos a Jorge Fanta la rectificación que nos envía y le pedimos
públicamente excusas por el error en la información que difundimos.
La memoria de hombres como el padre de Jorge Fanta, el Comandante
Carlos Fanta Núñez, merecen todo nuestro respeto. Germán F. Westphal,
<PCS>

From: Jorge Fanta

Les escribo para aclarar una información contenida en el resumen 937
de <politicaconosur>, en que se señalan comprendidos en una misma
situación a los violadores de los derechos humanos y a los que tenían
mando al momento del golpe militar de 1973. El origen de dicha
información confusa tuvo por fuente dos listados que publicó el
semanario El Siglo en su numero 8698 de enero de 2002, con títulos
diferenciados de los agentes de la DINA y por otra parte de quienes
eran miembros de las FFAA con mando al 11 de septiembre y que por
ello, en definitiva, son los que tienen o pueden tener conocimiento
de las circunstancias de los secuestros, tortura y muerte de los
detenidos desaparecidos. Con posterioridad, diversos sitios
electrónicos publicaron dichos listados sin hacer la diferenciación
que claramente contenía la publicación del El Siglo.

Figura en la información el nombre de Carlos Fanta Núñez, ya
fallecido, de quien soy hijo. Quisiera que contasen con esta
información para los fines que estimen pertinentes:

1. Mi padre fue efectivamente comandante del crucero Latorre al 11 de
septiembre de 1973.

2. Es un hecho público y reconocido por quienes lo conocieron que
jamás amparó y muy por el contrario condenó que se mantuviesen en
los institutos armados y al margen de la justicia a reconocidos
autores de delitos de lesa humanidad, junto a los cuales
lamentablenete ahora se ve unido por la publicación que genera esta
carta.

3. El comandante Carlos Fanta Nuñez fue llamado a retiro el 29 de
octubre de 1973, cuarenta y ocho dias después del golpe militar,
siendo su hogar vigilado y su correspondencia violada. No se
incorporó al cuerpo de almirantes y oficiales en retiro y se negó por
dos décadas a concurrir al buque escuela Esmeralda, respecto del
cual fue testigo de su utilización como centro de detención y
torturas, todo lo cual declaró en su oportunidad ante la comisión Rettig.

Los Mandos y los Represores

El futuro que les deparó a los oficiales con mando después del golpe de Estado.

 

 

 

 

 

 

 

Cuartel Borgoño, Base Naval de Talcahuano

Fotocopia del Libro «Los que dijeron NO» de Jorge Magasich, Volumen II. Historia de los marinos antigolpistas 1973.

El cuartel Borgoño en la Base Naval de Talcahuano se transformó en un centro de experimentación de la tortura cruel, las cuales fueron comandadas por el capitán infante de marina Köhler. Los primeros en recibir en carne propia el experimento de la brutalidad fueron sus compañeros de armas, la marinería que intentaba oponerse al golpe de Estado en agosto de 1973. Después de ocurrido el golpe, se institucionalizaría este método inquisitorio para con el resto de los compatriotas que pasaron por este lugar.

Ruina del lugar

Dibujo cuartel Borgoño en la Base Naval de Talcahuano pintado en prisión por el marinero constitucionalista torturado en este lugar Mario Cordero Cedraschi. Publicado en el libro «Dibujos en Prisión» de la colección del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos el 2014. Nombre de la Obra: Pesadilla. En el borde del muro, al pié de la caseta de vigilancia y en la caída de agua se aprecian los nombres de los marineros constitucionalistas.